Menú

La Tiradera

Un blog de Enrique Bethencourt

En-cuestas

Inauguro esta segunda parte de LA TIRADERA con un tema que me apasiona: las encuestas pre o postelectorales. Hemos tenido unas cuantas en los últimos meses que repetían, como una letanía, los distintos abismos que separaban al aspirante Rubalcaba del cuasi presidente Rajoy. Haré referencia a dos de ellas, la del CIS, dada a conocer el pasado viernes, y la de Ágora-Hamalgama, centrada en el ámbito de la Comunidad Canaria.

La primera, la del CIS, dibuja una rotunda victoria por mayoría absoluta del PP, con 74 escaños de ventaja sobre un PSOE grogui que obtiene el peor resultado de la reciente historia democrática, ‘superando’ el nivel de fracaso de Almunia frente a Aznar en el año 2000. Una victoria conservadora cimentada más en el tsunami de la crisis, en los errores de Zapatero y el desafecto hacia los socialistas que en la confianza e ilusión que genere Mariano Rajoy, que no es mucha.

Junto a ello, otras lecturas: modesto crecimiento de IU pese a la enorme dimensión del batacazo del PSOE, condicionado por el sistema electoral que le perjudica, pero no solo; desinfle en las expectativas de UPYD, cuya presencia en escaños se limita a la circunscripción de Madrid; y fracaso de la EQUO de Uralde, con un único escaño en Valencia gracias a su alianza con Compromis.

Los nacionalistas resisten la ola bipartidista. Especialmente en el caso de CIU, poco afectada por los tijeretazos sanitarios aplicados por su Gobierno en Cataluña. Diferente es el caso de Euskadi, en el que la irrupción de Bildu puede afectar al PNV y redistribuir los escaños del mundo nacionalista. El BNG, tocado ya en las autonómicas gallegas, se queda con dos actas. Las mismas que se otorgan a CC-NC, una por provincia, aunque el CIS siempre minusvalora en sus sondeos a los nacionalistas canarios. En anteriores comicios se ha empeñado, por ejemplo, en dar más relevancia a IU que a NC, lo que luego desmintieron las urnas.

En el caso de la encuesta de Ágora-Hamalgama para ACN-Press, con una muestra de 2.000 personas en las Islas, concluye que el PP alcanzará entre 8 y 9 diputados en las Islas, por delante del PSOE (3-4) y CC-NC (2-3).

En Las Palmas, la distribución sería la siguiente: PP (5 escaños; con el 48,9% y 239.579 votos), PSOE (2 actas; 23,8% y 116.605 sufragios) y CC-NC (1 escaño; con el 17,2% y 84.269 papeletas). Mientras que en Santa Cruz de Tenerife la cosa estaría mucho más abierta, PP (3-4; 44,7% y 199.504 votos), PSOE (1-2; 22,4% y 99.975) y CC-NC (1-2; 22,2% y 99.783), apuntando que en las islas occidentales la campaña y la movilización de su electorado y de los todavía indecisos puede resultar determinante en el reparto final de escaños.

El PP aumentaría su presencia en, al menos, dos escaños; el PSOE retrocede pero sin hundirse tanto como en las autonómicas y locales; y el nacionalismo se mantendría o volvería a su representación de 2004, equilibrando en cualquier caso su actual escoramiento hacia solo una de las circunscripciones.

Con relación a las otras fuerzas, EQUO se estrena sin pena ni gloria en Las Palmas (en las orientales concurre con Sí Se Puede y Socialistas por Tenerife), con un 2,1% (unos 10.000 votos)  y UPYD crece del 0,4 de 2008 al 1,2% que le otorga la encuesta (5.879 papeletas), algo mejor que en la provincia oriental (1,0% y 4.463). En cuanto a la izquierda de la izquierda, fracasa nuevamente en Las Palmas, pese a alcanzar los niveles máximos de unidad, aunque se acerca al 5% de previsión de votos; y en SC de Tenerife parece haber perdido una oportunidad de oro para alcanzar un resultado histórico, aunque el diputado resultaba muy difícil de antemano. En efecto, la división entre ASSP+EQUO+SXTF (6,1% y 27.225 posibles votantes) e IU (2,3% y algo más de 10.000), producida a última hora, les aleja por completo de la posibilidad de alcanzar un escaño, que cuesta casi 50.000 en esa circunscripción, que elige siete frente a los ocho de Las Palmas.

Por supuesto que todo puede quedar rotundamente cuestionado por lo que los ciudadanos y las ciudadanas decidan en la jornada del 20-N. Pero vistos los diferentes estudios sociológicos y el ambiente electoral que se respira, creo que hay poco lugar para la sorpresa, que la mayoría del pescado está completamente vendido y que viene una etapa de duro liberalismo y de acoso y derribo de lo público, avalada, aunque pueda resultar inicialmente poco comprensible, por un aplastante apoyo ciudadano.

Y, mientras, la crisis económica seguirá haciendo estragos. Porque el problema no es un cambio de Gobierno sino una profunda modificación de las fracasadas políticas en vigor, que solo generan recortes sociales, contracción de la economía, menor consumo, más paro y empobrecimiento de la población.

Pero ese es otro tema del que hablaré en próxima ocasión.

Sígueme en Twitter: http://twitter.com/EnriqueBeth

Comentarios

[…] agradecimiento al amigo por permitirnos de nuevo conocer sus siempre apreciables posiciones.http://latiradera.wordpress.com/2011/11/06/en-cuestas/ Tags: carousel-postsShare this post: Author: Chema TanteLeave a ReplyClic para cancelar […]

Deja un comentario