Menú

La Tiradera

Un blog de Enrique Bethencourt

Una Canarias más conservadora

Aunque no les cuadre a algunos que se autoproclaman que son más, Canarias es una tierra profundamente conservadora. Baste recordar los resultados que la UCD lograba en las primeras elecciones democráticas o su supervivencia incluso tras la debacle estatal del 82. Luego vendría una época de mayor presencia del socialismo, coincidiendo con el hundimiento del nacionalismo de izquierdas y la ola estatal; pero aún así con el felipismo en auge, aquí teníamos gobiernos conservadores, como el de AIC-CDS-AP, del 87 al 91. Y el crecimiento del PP se vio atenuado porque parte del nacionalismo, el de las islas occidentales, actuaba como dique que frenaba la barranquera conservadora estatalista.

No pueden sorprender, por tanto, los magníficos resultados del partido que abandera Soria este 20-N: 9 de los 15 diputados en liza y, en consecuencia, 7 de los 11 senadores, con el 48% de los sufragios, superando en tres puntos la media estatal y aumentando en casi cien mil sufragios respecto a 2008. Pese a los claroscuros de su programa, pese a que todo indica que procederán a más recortes en el Estado del Bienestar y, también, en derechos sociales, han obtenido el apoyo de casi la mitad del cuerpo electoral de las Islas, es decir, de ciudadanos y ciudadanas de todo tipo: empresarios, trabajadores y parados; habitantes de núcleos urbanos y residentes en zonas rurales; jóvenes y mayores; funcionarios de todos los niveles y empleados del mundo privado; trabajadores fijos y habituales del contrato temporal.

El retroceso socialista en el Archipiélago era más que esperado, por ola estatal y por marejada a fuerte marejada propia. Pierden tres de los siete escaños que lograron en 2008, dos en Las Palmas y uno en Santa Cruz de Tenerife, continuando con la deriva a la baja que se pudo observar de forma nítida en las autonómicas y locales del 22 de mayo. En esta ocasión, sufriendo una verdadera hemorragia de votos (de 156.663 votos) respecto a la campaña anterior en la que Juan Fernando López Aguilar aún habitaba, muy a disgusto, entre nosotros; una hemorragia que nutrió al PP, a IUC y a UPyD, así como a la abstención.

El nacionalismo mantiene sus dos escaños de 2008 por la incorporación de NC, pero con significativa reducción de votos (algo más de 68.000, la mayoría, el 74%, en las orientales) y distinta distribución territorial, con la pérdida de un diputado por las islas occidentales y la consecución de uno por las orientales (donde pese a sus muy recientes broncas lograron retener a casi el 80% de su electorado), circunscripción que en la legislatura 2008-2011 no tuvo presencia nacionalista en el Congreso; y con un equilibrio también ideológico, de tinte más conservador en Santa Cruz de Tenerife y de carácter progresista en Las Palmas.

La izquierda de la izquierda, por su parte, fracasa una vez más, pese a las mejores condiciones –el generalizado retroceso socialista- que han propiciado un notable crecimiento en el conjunto del Estado a IU. En Las Palmas se queda en el 4,23%, frente al casi 7% de media estatal e inferior al 4,39% de Santa Cruz de Tenerife pese a la competencia en esta circunscripción de SSP-EQUO-SXT, que obtuvo la mitad de apoyos (un 2,22%); siendo la candidatura ‘sisepuedista’ de Manolo Marrero una de las grandes fracasadas de las elecciones, al situarse muy lejos de los resultados que esperaban y de los que le atribuían las encuestas.

En definitiva, las elecciones de este domingo dibujan una Canarias mucho más conservadora y, asimismo, con más peso de las organizaciones estatalistas; en la que salen claramente reforzados los que vienen aplicando recortes al Estado del Bienestar en las instituciones donde gobiernan; y en la que el espacio ‘alternativo’, con o sin 15-M, continúa siendo escasamente apoyado por la ciudadanía.

Malos tiempos para la lírica.

Y, también, para la muy habitual autocomplacencia post electoral.

————————————–Estoy también en twitter: @enriqueBeth

Y, como regalo, un poema del gran Juan Gelman

CONFIANZAS

se sienta a la mesa y escribe

“con este poema no tomarás el poder” dice
“con estos versos no harás la Revolución” dice
“ni con miles de versos harás la Revolución” dice

y más: esos versos no han de servirle para
que peones maestros hacheros vivan mejor
coman mejor o él mismo coma viva mejor
ni para enamorar a una le servirán

no ganará plata con ellos
no entrará al cine gratis con ellos
no le darán ropa por ellos
no conseguirá tabaco o vino por ellos

ni papagayos ni bufandas ni barcos
ni toros ni paraguas conseguirá por ellos
si por ellos fuera la lluvia lo mojará
no alcanzará perdón o gracia por ellos

“con este poema no tomarás el poder” dice
“con estos versos no harás la Revolución” dice
“ni con miles de versos harás la Revolución” dice
se sienta a la mesa y escribe”

Comentarios

[…] del texto de Bethencourt, incluyendo el poema de Juan Gelman que oportunamente regala el amigo.http://latiradera.wordpress.com/2011/11/21/una-canarias-mas-conservadora/ Tags: carousel-postsShare this post: Author: Chema TanteLeave a ReplyClic para cancelar […]

Tenesor dice:

Y gracias por el poema de Gelman.

latiradera dice:

En mi opinión la ola del PP ha sido mejor resistida por el nacionalismo en Las Palmas que en SC de Tenerife. Nadie podía pensar que sus resultados iban a suponer la suma de los de las dos organizaciones en las anteriores generales. Porque hay sectores de votantes que no aprobaban la alianza (un 15-20%, según una encuesta a la que pude acceder) y porque hay situaciones peculiares en algunos municipios. En Sta Lucía influyó, seguro, el malestar con la actitud violenta de CC en las locales de mayo; más difícil de entender es el descenso de 13 puntos en Agüimes y que el PP superara en ese municipio el 51% de los sufragios, tras 30 años de presencia continuada de RA en el gobierno municipal. En Guía y Gáldar, sin embargo, creo que la bajada está condicionada en parte por los muy elevados resultados de 2008 en que en ambos municipios se votó mucho a Bañolas. En La ALdea, al contrario, se aumenta en más de 10 puntos, fruto de las buenas relaciones y el trabajo conjunto en el ayuntamiento. Y CC-NC crece ligeramente en Artenara, Arucas, Mogán, Tejeda o Valleseco, así como en muchos municipios de Lanzarote y Fuerteventura. Pero la diferencia es, además, que de haber concurrido por separado ahora no habría un diputado nacionalista progresista en el Congreso, que no es poco como anda la cosa.
Es, en definitiva, un buen resultado el de las orientales, lo que no implica que deba haber reflexión, autocrítica y, sobre todo, planteamientos de futuro. Un fuerte abrazo.

Tenesor dice:

Interesante reflexión, Enrique. Pero a la izquierda y al nacionalismo canario también le toca reflexionar. Entiendo que alguien debería, como mínimo, plantearse dimitir, habida cuenta de que los resultados del pacto CC-NC no han sido, ni mucho menos los esperados. Una vez más, las calculadoras mágicas de los dirigentes de NC han errado en los cálculos y en la estrategia. Desde mi punto de vista, hay que volver a formular preguntas como qué, adónde, cuándo, cómo, por qué y con quién.

En nuestras recientes charlas cibernéticas, te expuse numerosos motivos por los que creía que un pacto electoral -y lo que venga después- entre CC y NC no era en absoluto la mejor manera de enfrentarse a un PP que jamás había ganado tanto con tan poco. Casi recordando el anuncio de aquel ancianito que preguntaba por el Madrid, se me ocurre preguntar: “Y ahora qué, ¿otra vez cambio de gobierno en Canarias?”

Con respecto al PSOE, dicen que no hay peor ciego que el que no quiere ver. Hoy escuché unas interesantes y muy autocríticas palabras de Arcadio Díaz Tejera en la Ser y me imaginé a un PSOE como una barca a la deriva con muchos remos; cada uno de los marineros remaba hacia un sitio distinto. Algunos marineros, incluso, como dijo el Presidente del PSOE en referencia a Bono, abandonaron la barca antes de afrontar la previsible y contundente derrota.

Sin lugar a dudas, hoy es un día repleto de datos interesantes y de oportunidades para reflexionar.

Un afectuoso saludo de un seguidor.

Deja un comentario