Menú

La Tiradera

Un blog de Enrique Bethencourt

‘El Día’, matonismo mediático

Paulino Rivero, presidente del Ejecutivo canario -al igual que el resto de los políticos, y sobre todo de los que tienen responsabilidades de gobierno- está continuamente en el punto de mira de los medios de comunicación. Y sus decisiones en política económica o social, son frecuentemente analizadas y, cuando corresponde, criticadas con menor o mayor acidez.

Forma parte del juego democrático; mientras que, como sabemos, en las dictaduras se impone el silencio de los cementerios, el partido y pensamiento único, así como la prensa, radio y televisión aduladoras con el poder y amordazadas para evitar cualquier ataque al mismo.

En mi caso, he sido muy duro con el presidente en determinados asuntos. Así sucedió cuando hizo promesas sobre creación de empleo, 80.000 puestos de trabajo de mediados de 2010 a las elecciones autonómicas de mayo de 2011, metafísicamente imposible de cumplir (‘Rivero se equivocó en solo 78.000’ http://bit.ly/sWn4j9). O cuando situó a nuestro sistema educativo entre los mejores de España y Europa (‘Tiembla, Finlandia’, ironicé ante su atrevimiento http://bit.ly/fIGtH2).

Pero una cosa es la muy sana crítica a la política y los políticos, que los profesionales de los medios de comunicación llevamos a cabo con aciertos y errores, que en modo alguno somos dioses, y otra traspasar fronteras que nos llevan a una actuación que merece ser calificada de manera bien distinta.

Así ocurre cuando un medio de comunicación escrito, un día sí y otro también, insulta, desprecia e incluso amenaza al democrático presidente de Canarias; insultos, desprecios y amenazas que hace extensibles a su esposa. Y del que también han sido víctimas, en distintos momentos y por diversas razones, políticos como Santiago Pérez y, en su paranoica mediocridad insularista, Gran Canaria (a la que denomina ‘tercera isla’, llena de secarrales y con peligrosas playas, como Las Canteras) y su gente.

Exilio

Calificar a Rivero de traidor, necio, déspota, canalla, adefesio e inepto. Responsabilizarle de turbios negocios en México sin la menor prueba y seguir, erre que erre con las acusaciones, tras desmentidos más que rotundos y decisiones judiciales de rectificación. Exigir que el presidente y su familia se marchen al exilio para siempre. Insinuar que cualquier día corren el riesgo de ser apedreados por masas enfurecidas. Plantear que su destino puede terminar siendo semejante al de la familia Ceaucescu (que fueron fusilados extrajudicialmente tras la caída del régimen rumano) o seguir los pasos del brutalmente linchado Gadafi…

Son algunas de las cancaburradas que encontramos cotidianamente en los editoriales del periódico ‘El Día’, sazonados con una singular mezcla de independentismo intelectualmente plano y alabanzas al dictador Franco, que les lleva a pedir que “Canarias sea una, grande y libre”. A este paso propondrán que en el áfrico, moneda futura de la Canarias independiente, figure “Cubillo, caudillo de Canarias por la gracia de Dios”, al modo y manera de las monedas franquistas.

Es posible que, para algunos, el contenido de los editoriales del periódico ‘El Día’, el comportamiento de su fanatizado director-editor y de sus amanuenses tenga algo que ver con el periodismo y la libertad de expresión.

Sin embargo, tengo la impresión de que se acerca más, mucho más, al vulgar matonismo de barrio y al golpismo mediático. Y, asimismo, considero que muchos deberían reflexionar sobre su gran responsabilidad en lo que hoy ocurre, tras haber alimentado a la fiera durante décadas y haber aplaudido, a veces, mirado para otro lado, en otras ocasiones, cuando esta despedazaba impunemente a otros dirigentes políticos, agredía a Gran Canaria y torpedeaba la unidad de nuestra tierra; cosas que sigue haciendo, por cierto.

—————————————————————————————————–

Y para variar, Jackson Browne, músico y activista pro-derechos humanos, y su exitoso Stay.

El pasado verano fue uno de los participantes en el Festival de Jazz de San Sebastián, y tuve la fortuna de estar esa fecha en la capital donostiarra, en una veraniega noche, final de julio, de lluvia y viento.

http://www.youtube.com/watch?v=AiHBCruacA4

Deja un comentario