Menú

La Tiradera

Un blog de Enrique Bethencourt

630.000 víctimas más

Ya lo anunciaban pomposamente cuando estaban en la Oposición. Su llegada al Poder se iba a traducir en una mayor confianza de los mercados hacia un gobierno, este sí, con credibilidad y solvencia, el que presidiría Mariano Rajoy. La nave tan mal dirigida por Rodríguez Zapatero iba a corregir su errático rumbo y ello se traduciría en una inmediata recuperación económica y en la creación de empleo.

No subirían los impuestos, no.

No harían reforma laborales basadas en facilitar el despido, no.

No modificarían los objetivos de déficit para 2012, no.

Pero una vez instalados en los despachos aprendieron que hay un enorme abismo en criticar al que gobierna, en rechazar todas sus medidas, en no apoyar incluso aquellas en las que se está absolutamente de acuerdo, en ridiculizar sus conocimientos de economía… y  la tarea más ingrata, menos festiva, de adoptar resoluciones para tratar de cambiar las cosas.

Y justificaron su primer recorte del gasto público, de más de 8.900 millones de euros del bolichazo, el mayor de la democracia. Y elevaron el IRPF, lo que ya notamos en la nómina de febrero.

Y anunciaron que el 90% de maestros o médicos que se jubilen no serán sustituidos en sus puestos, profundizando en el planificado proceso de destrucción de los servicios públicos fundamentales. Y aplazaron el desarrollo de la ley de dependencia.

Sacrificios

Además, nos pidieron sacrificios que se verían recompensados al lograr un país con una economía más sólida, con mucho más futuro. Pero al tiempo se cargaban las primas a las energías renovables y pulverizaban la I+D+i, lo que dibuja un modelo de desarrollo insostenible y con miras muy estrechas.

Y ahora nos anuncian sus previsiones económicas para 2012: un PIB que caerá en un 1,7% y 630.000 desempleados más, acercándonos a los seis millones de parados; datos que traducidos a Canarias, supondrían unos 30.000-35.000 nuevos parados, colocándonos al borde de los 400.000.

Y ya estas cifras no serán culpa de zapateriles errores sino del acierto de las políticas económicas en curso, de esas políticas antipersonas que solo consiguen contraer la economía. Lograr que haya más miedo y menor consumo, que las empresas y las administraciones ingresen menos, y que –con la impagable ayuda de su desequilibrada e injusta reforma laboral- en este 2012 se destruyan más de 2.000 empleos diarios en España.

Es difícil incumplir más lo comprometido en la campaña electoral. Es complicado ser más incoherente y veleta en los discursos y en las decisiones tomadas. Tiene su mérito tomar decisiones más lesivas para los intereses de la gente y el funcionamiento de los servicios públicos esenciales. Es complejo llevar la situación económica, el bienestar de la gente, de Guatemala a guatepeor sin avergonzarse.

Pero todo lo van logrando, y con creces. Lo avalan los que han perdido sus empleos en estos meses, los que han caído ya. Y lo ratificarán esos otros 630.000 sacrificados en lo que queda de año. Todos, amigos y amigas, somos candidatos. Todos nos encontramos entre las posibles nuevas víctimas, mujeres y hombres condenados a la destrucción de sus proyectos vitales.

Todos, también, debiéramos saber quienes son los implacables y despiadados verdugos. Hay lecciones que es obligado aprender.

——————————Estoy también en twitter: @enriqueBeth

Atahualpa Yupanqui: ‘Preguntitas sobre Dios’

http://www.youtube.com/watch?v=hAlPysjCFHg

Deja un comentario