Menú

La Tiradera

Un blog de Enrique Bethencourt

Parados sin rescate

Probablemente conozcamos a algunos de los 4.476 nuevos parados del mes de mayo en Canarias. Con toda seguridad todos tenemos decenas de familiares y amigos entre los 293.288 desempleados inscritos ya en las Islas, nuevo récord histórico, según los datos de los Servicios Públicos de Empleo, aunque alejados de los más de 362.000 parados que arrojaba la Encuesta de Población Activa (EPA) del primer trimestre del año, una cifra con toda seguridad más precisa. Algunos de los que lean este texto también se encontrarán en esa situación de búsqueda de empleo, reciente o prolongada ya en el tiempo.

En el conjunto del Estado el desempleo ha disminuido en 30.113 personas, aunque lo hace en porcentaje y número mucho menores que los meses de mayo de años anteriores, quedando el total de parados en 4.714.122. En mayo de 2011 se redujo el desempleo en el Estado en 79.701 personas, más del doble que en esta ocasión. Por lo que parece poco razonable, una auténtica imprudencia, si no una verdadera desfachatez, que la ministra de Empleo y Seguridad Social del Gobierno central, Fátima Báñez, considere el dato “una luz en esta crisis y en este túnel”, iluminación que solo debe alcanzarle a ella y los suyos. Me temo que la bombilla amenaza con fundirse y dejarnos a oscuras.

Por cierto, lejos de aquellos discursos que decían que Canarias saldría antes de la crisis, que reiteradamente hemos escuchado por parte de responsables políticos, especialmente en la pasada legislatura autonómica, esta parece tener en nuestra Comunidad una incidencia mucho más dura, sin que parezca que hayamos tocado suelo en la destrucción de empleo.

Recesión

En lo que va de año, tenemos 27.659 parados más en las Islas, lo que confirma que nos encontramos en una auténtica recesión. En la que influye, sin duda, el frenazo y retroceso del turismo (una caída de más del 13% en abril en la llegada de extranjeros), que no se comporta ya como en el pasado 2011, donde para nuestro beneficio confluyeron la crisis de los estados árabes del Mediterráneo con el buen comportamiento de la economia en los países emisores y las rebajas en las tasas aéreas, eliminadas por el Gobierno del PP.

Las previsiones del turismo para el próximo período, tanto para verano como para el último trimestre del año, no son en modo alguno optimistas, tanto en lo que se refiere al extranjero como, en mayor medida, al peninsular, condicionado por la profundidad del deterioro económico en España. Lo que seguirá repercutiendo, de manera negativa, en el empleo.

En el cómputo interanual, es decir, entre mayo de 2011 y mayo del presente año, el desempleo sube en Canarias en 38.887 personas, un 15,3% frente al 12,5% de incremento estatal. Y un dato desgarrador que no hace más que crecer: el número de personas que carecen en estos momentos de cualquier prestación (ni prestación contributiva, ni subsidio, ni renta activa de inserción). Si en diciembre de 2011 eran 99.033 (el 37,3% de los parados registrados), ahora la cifra asciende hasta superar los 120.000 (un 41,7%); y, desgraciadamente, seguirá haciéndolo en los próximos meses.

Seguridad Social

Constatando que prosigue la destrucción de empleo, en mayo cae en más de 6.100 la cifra de inscritos a la Seguridad Social. En el interanual, la pérdida se eleva a más de 32.000. Y no vale el recurso a justificar el dato por presuntas llegadas masivas de trabajadores foráneos, que ya hace tiempo que no se producen.

Probablemente usted conozca a algunos de los 4.476 nuevos parados del mes de mayo en Canarias. Seguramente todos tenemos decenas de familiares, conocidos y amigos entre los 293.288 desempleados inscritos ya en las Islas. Tal vez usted lo sea ya. Y si no es el caso, tanto usted como yo corremos el riesgo cierto de serlo a corto o a medio plazo.

Las apuntadas son unas cifras que confirman una realidad social verdaderamente intolerable en la que cada vez más personas se ven condenadas al drama del desempleo, a la impotencia, desmoralización y empobrecimiento que conlleva. En el que hombres y mujeres de todas las edades, de muy diferentes profesiones, de distinto nivel de formación, buscan desesperadamente un puesto laboral que parece cada día más complicado y lejano.

Y encima hay que soportar que, un día sí y otro también, un puñado de desalmados dirigentes, en Canarias, en el Estado o en el ámbito europeo, nos exija más sacrificios. Quizás su propósito, cada vez menos disimulado, es llevarnos al exterminio por inanición.

————————Estoy también en Twitter: @EnriqueBeth

Y de regalo musical, parte de la BSO de ‘2001, una odisea del espacio’

http://www.youtube.com/watch?v=8NqFXcHjcds


Comentarios

tokafondo dice:

Yo sigo preguntándome qué planes tiene esta gente para seguir con sus privilegios, si se dedican a estrangular las economías particulares de los que los mantienen. Es como si se dejara morir a los esclavos: ¿quién iba a recoger, pues, el algodón?

Deja un comentario