445.568 políticos y tres piedras

Internet ofrece elementos muy interesantes para el conjunto de la ciudadanía y, en especial, para los que estamos metidos en el mundo de la comunicación. Nos facilita acceder a documentos relevantes y relacionarnos con personas de todo el planeta, ayudándonos en la adquisición de conocimientos como si viviéramos en medio de la más grande de las bibliotecas, fonotecas y filmotecas.

Pero también constituye un lugar propicio para que campen a sus anchas racistas, xenófobos, pederastas, sexistas, homófobos y violentos de las más diversas e indeseables especies; o para que se den dramáticos casos de ciberacoso a estudiantes e incluso a docentes.

En muchas ocasiones se convierte, además, en zona privilegiada para la libre circulación del bulo y la mentira. Twitter, por ejemplo, cada cierto tiempo ‘mata’ anticipadamente a un líder político, un escritor o una actriz, noticia que corre como la pólvora hasta que logra ser finalmente desmentida.

Hace unos años Internet sirvió para que algún indeseable mezclara a La Oreja de Van Gogh, nada más y nada menos que con la financiación del entorno de ETA; información que era multidifundida y que te llegaba desde diferentes emisores “indignados” con el grupo donostiarra para el que solicitaban el boicot de sus discos y de sus actuaciones en directo. No importaba que fuera absolutamente falso. Difama que algo queda.

En otras ocasiones, son distintas personas de la vida pública las manipuladas gratuitamente en la red. Reciente esta el caso de Iniesta y su presunta donación de la prima de 300.000 euros por la obtención de la Eurocopa, bulo que un periodista deportivo contribuyó a expandir.

O, en fin, a veces nos llegan textos literarios falsificados y atribuidos a Gabriel García Márquez, Jorge Luis Borges o Pablo Neruda, de una ínfima calidad que no concuerda con tan brillantes plumas.

Cifra exacta

Una muestra de lo que les digo la constituye un exitoso bulo reciente: la información en torno a los 445.568, ni uno menos ni uno más, como en la canción de Carlos Puebla, que desde distintos digitales y foros se repite como cifra exacta de los políticos que hay en España.

Nunca me la creí. Me parecía desproporcionada y sin la menor base. Hasta realicé un ejercicio comparativo para el caso de mi comunidad, Canarias, que representa el 4,5% de la población española y que, en consecuencia, le corresponderían ¡unos 20.050 políticos! Lo cierto es que en Canarias hay 60 diputados, 157 consejeros de cabildos insulares, 1.404 concejales y 114 cargos en el Gobierno de Canarias (aunque este último dato puede haber evolucionado a la baja en los últimos meses), es decir, 1675, bastante lejos de lo que proporcionalmente nos tocaría según tan científico y popular estudio.

Pero vayamos al documento que da origen a esos datos convertidos en verdad verdadera. Se trata de un trabajo que firma Javier Fonseca en el diario digital El Aguijón, con el sugestivo título de ‘Un estudio desvela que España es el país con más políticos por habitante de Europa’, asegurándonos que se trata de un “estudio interno” de asesores de Presidencia del Gobierno.

En el mismo, y en un extenso cuadro, se desglosan los diputados, senadores, parlamentarios autonómicos, alcaldes, concejales, integrantes de diputaciones y cabildos insulares y un largo etcétera que engloba más de 80 categorías de ‘políticos’ de diferentes ámbitos y responsabilidades.

El primero de los datos ofrecidos es el de diputados y senadores (650, según tan reputados y clandestinos asesores de Moncloa). Y supone, por cierto, el primero de los errores: en el Congreso son 350 y en el Senado 266, lo que hace un total de 616. Una colada para arrancar. O un redondeo al alza, como en la implantación del euro.

El otro error (o trapisonda, como prefieran), el más gordo, el más malintencionado, es cómo se hinchan las cifras hasta llegar a los más de 400.000 de marras. La respuesta es sencilla: con una interpretación muy laxa de lo que es un político. Porque en el ranking figuran cargos de confianza, trabajadores del Defensor del Pueblo, sindicalistas liberados, integrantes de las patronales, empleados de las empresas públicas (como esos de Gesplan a los que se acaba de aplicar un ERE, a los que supongo hará mucha gracia el tratamiento de “políticos”, en paro por cierto), organismos de igualdad y prevención de la violencia doméstica, cámaras de comercio o investigación oceanográfica y pesquera (¿estarán los ‘políticos’ del Centro Tecnológico de Ciencias Marinas de Taliarte? ¿investigando sobre lubinas, doradas o bocinegros?).

Pero también organismos de gestión catastrales, gabinetes de prensa, cargos de designación directas en Educación y Sanidad, entidades bibliotecarias y museísticas y, asómbrense, agencias meteorológicas y entidades de transplantes y donación de órganos, así como agencias de cambio climático y reducción del gasto energético, entidades de astronomía y astrofísica (nuestro Instituto Astrofísico de Canarias debe estar lleno de políticos de todos los colores…y estrellas), protección medioambiental y actuaciones en la costa o Instituto Cervantes. Les faltó bedeles, ujieres, conserjes y personal de limpieza de ministerios y consejerías.

Fraude

Se trata, lo de los 445.568 políticos, como pueden observar, de un fraude en todo regla, que tertulianos y hasta algunos miembros de partidos o movimientos sociales recitan como una verdad revelada. Por pura demagogia o por manifiesta irresponsabilidad, buscando el aplauso fácil en tiempos de desprestigio de la política. Y tan propicios para la gestación y el crecimiento del mesianismo, del populismo y del autoritarismo.

La cifra real estaría en torno a los 100.000, una cuarta parte del mágico dato del Aguijón, homologable a otros estados europeos. Y que se sustenta, esencialmente, por el peso en la misma del número de concejales, 65.896 según el cuadro (66.162, según datos de la FEMP), que en 2015 se convertirán en unos 46.000 tras la reducción del 30% anunciada por el Gobierno. Hay que destacar que en España hay 8.116 municipios, de ellos 4.731 con menos de 1.000 habitantes, en los que sus concejales no cobran y en la inmensa mayoría de ellos ni sus alcaldes. Como sucede con la mayoría de los concejales de la oposición en los municipios de mayor tamaño poblacional.

Se podrá señalar que siguen siendo muchos políticos, se podrá discutir sobre la calidad del trabajo de parte de ellos, de su cumplimiento de los programas electorales (como vemos estos días con la subida de los impuestos y otras medidas), de su preparación, de su mayor o menor eficiencia, etcétera. Lo que no se puede ni se debe hacer es inventarse cifras sin el menor rigor, como en el caso que nos ocupa. Ni repetirlas alegremente sin la menor comprobación.

Pero, tal vez, estos periodistas tan rigurosos y algunos de los que, como cotorras, repiten sus cifras no lo hagan con mala fe y se trate, simplemente, de que están imbuidos de espíritu aristotélico y consideran, como el gran pensador griego, que el ser humano es, en esencia, un ser político por naturaleza. Y de ahí los 445.568 políticos. Y tres piedras.

—————Puedes seguirme también en Twitter: @EnriqueBeth

Leonard Cohen: ‘Take this Waltz’

http://www.youtube.com/watch?v=PV97_RUbuso

136 pensamientos en “445.568 políticos y tres piedras

  1. Pingback: Tonter y los bancos de besugos | Farol de Vigo

  2. Pingback: Tonter y los bancos de besugos | JRMora, humor gráfico

  3. Pingback: ¡Cuidado estafas en Facebook!: cómo detectar y desmontar noticias falsas - Emergencia Aconcagua

  4. Pingback: Un montón de mentiras | Farol de Vigo

  5. Pingback: Un montón de mentiras | JRMora, humor gráfico

  6. Pingback: El escepticismo y el pseuperiodismo indignado | Ciencias y cosas

  7. Pingback: Revolución Naranja a la española: «La formación de un frente» / Pedro SinNombre « Sociología crítica

  8. Pingback: La formación de un Frente | Download MP3

  9. Pingback: La formación de un Frente | MP3 DOWNLOADS

  10. Pingback: Políticos Inventados. « Blog de Jose Antonio Martin

  11. Pingback: ¿Me he subido el sueldo? « Multiverso Incognoscible

  12. Pingback: Antoni Gutiérrez-Rubí » Qué hacen los diputados

  13. Pingback: Mirando el dedo… La corrupción y el despilfarro no es el problema que ha generado la actual crisis « Lejos del tiempo

  14. Pingback: Seguid robando pero dadnos trabajo, Antonio Turiel : Mirando al dedo. « Altea te quiero verde

  15. Sean 400.000 u 80.000, sigue siendo monstruosa nuestra división administrativa. Y lo más grave es el descontrol existente sobre el gasto¿Como es posible que una alcaldesa como la de Marbella cobre más que el Presidente del Gobierno con su ayuntamiento en bancarrota? Señores, el dinero no se va en la creación de empleo, mejoras en la sanidad, mejoras en la educación, en conseguir una justicia igualitaria, en proteger a las familias desahuciadas… No. Se va en dietas, coches de lujo, regalos, viajes, llamadas, complementos innecesarios, drogas, putas… Ah, y no sabía que los políticos tenían tiempo de meterse en los blogs a opinar. Se supone que están trabajando duro para enderezar el rumbo jajajajaja.

  16. CREO QUE BUSCAR SOLUCIONES ES LA MEJOR SOLUCIÓN.
    SEA 1 O 5 LA PREGUNTA ES , SON NECESARIOS PARA LOS CIUDADANOS?. FUERA DE INTERESES PARTIDISTAS.
    SE HA PERDIDO TODO LA JUSTICIA PARA EL PUEBLO, POR UNA SUCESIÓN DE INTERESES, FAVORES O COMO SE QUIERA DEFINIR, AL FINAL NO SE REALIZA POLÍTICA, CUANDO EL PUEBLO NO ESTA ATENDIDO DE LA MEJOR MANERA POSIBLE.
    VERGÜENZA NOS TIENE QUE DAR,CUANDO NUESTROS JUBILADOS SUSTENTAN EL PAÍS CON AYUDAS A SUS HIJOS, LLENA NEVERA, PREPARA COMIDA, RECOGE NIÑOS, CRÍA NIETOS, DEJA DINERO …….POR NO HABLAR DEL ENGAÑO, TODA LA VIDA TRABAJANDO PARA QUE PAGUES LA MALA GESTIÓN DE UNOS.
    SI QUIEREN DEMOSTRAR SU COMPROMISO CON LA SOCIEDAD, SE EMPIEZA CON LOS RECORTES, ELIMINACIÓN DE LA CORRUPCIÓN INTERNA Y UNA LARGA LISTA DE COSAS ÚTILES PARA LA MOYORIA DE LA SOCIEDAD.
    MENOS ENFRENTAMIENTOS Y MÁS QUERER SOLUCIONAR.

  17. Pingback: El poder de las redes sociales De Haller – Blog

  18. Hombre, si usted cuenta como políticos a los cargos “elegidos” evidentemente la lista se reduce. Pero, que yo sepa, los secretarios de estado, vicesecretarios de estado, delegados y subdelegados del gobierno, así como un largo etcétera de cargos no tinen por qué haber sido necesariamente elegidos en unas elecciones, sino que forman parte del aparato del partido y han sido puestos a dedo. Decir que muchos de estos políticos son funcionarios… Es verdad que hay casos, pero se trata casi siempre de cargos menores, como en el caso de las Universidades, con los rectores, etc., y eso si consideramos un rector como un “cargo polñítico”, lo cual también es discutible. Otro ejemplo es el de los hospitales. Los gerentes son puestos a dedo y, en algunos casos, ni siquiera son médicos, así que ya me dirá usted qué clase de “empleados públicos” son.

  19. Pingback: ¿Inteligencia? colectiva « Unsociability

  20. En mi humilde opinión el problema del país es más grande que un tecnicismo legal, se trata más bien en que los políticos que hay (me da igual uno que un millón) se están gastando el dinero de manera ineficaz. Más que una monarquía parlamentaria esto parece una anarquía Borbónica..

    • IÑAKI:
      Mi comentario incide en el hecho de que el señor Bethencourt trate de contabilizar de la casta política solamente a los electos, cuando hay que sumar los miles de enchufados ,a asesores, adulones y demás colocados no solo en la administración sino en las , se calcula, tres mil empresas publicas. Es más al parecer ese número según loss últimos calculos se ha quedado corto.

  21. Pingback: El altavoz escacharrado (Hollande, Sampedro y los 400.000 políticos) | Pensamiento Arrítmico

  22. Pingback: El concejal tenía un precio

  23. Pingback: 445.568 políticos, el diario El Aguijón y César Román | EL MAUSOLEO DE LA VERDAD

  24. Pingback: El concejal tenía un precio « INFIERNOdeCOBARDES

  25. Enhorabuena por el artículo. Hay que acabar con las informaciones sesgadas que no hacen más que desprestigiar a las instituciones públicas y a los políticos. Sin duda difama que algo quedará.
    Gracias por poner luz en este asunto.

  26. Pingback: La política d’incomunicació | Comfluència | Comunicació en tots els sentits

  27. Pingback: El hoax nuestro de cada día « 1/4 de ambiente1/4 de ambiente

  28. Pingback: Políticos « izaro blog

  29. Muchas discrepancias vienen de meter en el mismo saco o no a políticos, cargos de confianza, funcionarios, etc. Me parecen creíbles los 100.000 políticos elegidos democráticamente. El tema yo lo veo como que en España hay demasiadas personas cobrando de los presupuestos del Estado/Autonomías para el PIB que generamos. Tengo la impresión que se han hecho transferencias a las Autonomías sin reducir las estructuras que antes las ejercían.

  30. Perdone, yo jamás he ejercido un cargo político de libre designación como Ud. Además, mi comentario era en respuesta a otro que no era suyo.
    Aprovecho, también, para recomendar un libro muy interesante y ameno: “La casta autonómica” (Editorial: La esfera de los libros).

  31. No son 445.568 cargos electos. Son ese mismo número de empleados públicos que no son funcionarios ni personal laboral, es decir, que no están en la Administración por haber superado unas oposiciones. Por tanto, si tu mismo calculas que son unos 100.000 cargos electos, aún quedan casi 350.000 personas que cobran del erario público, con criterios unicamente partidistas.
    Recomiendo para desmontar esa tesis de que son apenas 100.000 la intervención de Rosa Díez (UPyD) en el Parlamento:

    Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *