Menú

La Tiradera

Un blog de Enrique Bethencourt

25-S: no nos representan

Es una convocatoria cuanto menos extraña. Resulta difícil esclarecer quiénes están detrás y con qué apoyos cuentan; eso sí, sobrados deben andar, excluyen de la misma claramente a los sindicatos y a los partidos con presencia en el Parlamento, sean del signo que sean. Se mueve por las redes y se reivindica como una movilización “definitiva”, “clara y contundente” que suponga el inicio del “proceso de cambio en el que se deje atrás el régimen vigente y se sienten las bases para una verdadera democracia”.

Sus impulsores niegan la legitimidad de la actual Constitución “elaborada por una camarilla”, y obvian que la Carta Magna, perfectible sin duda, incumplida en muchos de sus aspectos, también, fue votada mayoritariamente por la ciudadanía en referéndum en diciembre de 1978. Además del hecho constatable de que la Constitución que denuestan ha posibilitado edificar uno de los estados más descentralizados del mundo, el desarrollo de una sanidad universal y gratuita, la puesta en marcha de la trascendental Ley de la Dependencia o históricos avances en la igualdad entre mujeres y hombres o en la superación de la secular marginación de los homosexuales.

El objetivo de los organizadores es lograr una masiva movilización el próximo 25 de septiembre para “rodear el Congreso de los Diputados y permanecer allí de forma indefinida, hasta conseguir la disolución de las Cortes y la apertura de un proceso constituyente para la redacción de una nueva Constitución, esta vez sí, la de un estado democrático… El cambio es necesario y va a ser liderado por el pueblo”. Por lo que “pueblo” deben ser los que se junten esa jornada. El resto, aunque seamos la inmensa mayoría, seremos otra cosa.

Elecciones generales

Señalan, con razón, que la situación es extremadamente grave y que la crisis está arruinando la vida de mucha gente. Y apuntan como responsables “a una oligarquía intocable, con la complicidad de todas las fuerzas políticas representadas en el Parlamento, manipulando todos los poderes del Estado para mantener sus privilegios y enriquecimiento desmedido e ilícito”.

Como podemos observar sitúan en el mismo plano, sin el menor matiz, a los que efectúan los brutales recortes en los servicios públicos o imponen una agresiva reforma laboral que a los que se oponen a esas decisiones y plantean otra salida a la crisis, que haberlos, haylos.

La primera exigencia de su manifiesto es, nada más y nada menos, “la dimisión del Gobierno en pleno, por engañar al país de modo inconcebible y llevarnos al desastre, así como la disolución de las Cortes y la convocatoria inmediata de elecciones generales”. Tras las mismas se procedería por las nuevas Cortes a elaborar una nueva Constitución. Supongo que con la seguridad de que será mejor que la actual, sin que haya ningún dato que lo avale. Más bien todo lo contrario.

Moratoria

Su programa incluye desde la moratoria en el pago de la deuda a las reformas electorales y fiscales (incluyendo la suspensión de la amnistía fiscal del Gobierno de Rajoy), pasando por la derogación inmediata de las medidas adoptadas por el PP, la abolición de los privilegios políticos, la abolición de los desahucios y el reparto entre todos del trabajo existente. Como ven, muchos de sus puntos sintonizan, sin duda, con sentimientos extendidos en buena parte de la población.

Y, aunque pueda compartir muchas de esas acciones inmediatas frente a la crisis, creo que la propuesta del 25-S carece de un proyecto político alternativo claro; y de algo a mi juicio fundamental: legitimidad democrática. Con todos sus defectos y errores los diputados que ocupan escaño en el Congreso han sido elegidos con el voto de millones de ciudadanos y ciudadanas. Y corresponde a estos renovarles o no su confianza, no a un grupo de manifestantes sean cien, diez mil o medio millón.

Deberían pensar qué pasaría si una movilización similar, impulsada por falangistas, integrantes del Opus Dei, los Legionarios de Cristo o del Foro de la Familia, apoyada por su amplia tropa mediática, reivindicara la disolución de las Cortes y la elaboración de una nueva Constitución sin autonomías, sin libertades, sin derecho al divorcio o el aborto, sin partidos ni sindicatos. Y, por supuesto, sin posibilidad de realizar movilizaciones en la calle y, aún menos, frente al Congreso.

Responsabilidad

Es más que probable el fracaso de esta propuesta de rodear y ocupar el Congreso de los Diputados el 25-S, que se suma a la actual y peligrosa ola antipolítica y antipartidos. En la que tienen su cuota de responsabilidad, sin duda, los que han dilapidado la credibilidad de la política, incumpliendo los programas electorales, manchando las instituciones con sucios negocios o tomando graves decisiones que empobrecen a la ciudadanía, quitándole ingresos económicos y eliminando, asimismo, derechos y prestaciones.

La actual crisis,  de la que son principales responsables las instituciones financieras y los gobiernos y organismos internacionales incapaces de controlar sus desmanes, a lo que en España se suma la explosión de la artificial burbuja inmobiliaria, no solo afecta  a la economía y al empleo, también toca los cimientos del propio sistema democrático, con el desafecto hacia la política y la práctica totalidad de las instituciones.

Como he señalado en otras ocasiones, en estos momentos resulta imprescindible poner en valor a la denostada política, los liderazgos democráticos, los programas transformadores, la gestión transparente y eficaz, así como la urgente toma de gubernamentales decisiones que beneficien a las personas, a la mayoría social, y no a opacas minorías bancarias o bursátiles.  Y eso no se logra con propuestas, como la del 25-S, que solo añaden más confusión y más división entre quienes se oponen al neoliberalismo y a sus consecuencias sobre la vida de las personas.

Por eso, puestos a ocupar el Congreso, prefiero que lo hagamos, en su momento, con millones de votos que apunten hacia unas políticas diferentes, más justas y al servicio de la gente, capaces de generar empleo, de proteger a los más débiles y de revertir la actual descapitalización de los servicios públicos; continuando, mientras tanto, con la movilización y la organización de la sociedad en todos sus ámbitos. Siendo siempre el conjunto de los hombres y mujeres de este país los únicos responsables de elegir su presente y futuro, sin salvapatrias que los sustituyan y que se reclamen como la única y legítima “voz del pueblo”.

Para dejarlo claro y sin ambigüedades: los del 25-S no me representan. Ni a mí ni a millones de personas progresistas y de izquierdas.

————–Puedes seguirme también en Twitter: @EnriqueBeth

Oskorri: ‘Furra furra’

http://www.youtube.com/watch?v=xdMg2QAV3SQ

Comentarios

alejandro jose dice:

¿te das cuenta de que te crees que puedes hablar en nombre de “millones de personas progresistas y de izquierdas.” y que cres que puedes decir quienes les representan o no?

Pedro dice:

Estamos en una pseudodemocracia, que no es ni “democracia herida de muerte” sino solo un poco mejor que la anterior dictadura, pero no una democracia verdadera. Un voto no es un cheque en blanco para 4 años, como quieren mucho hacernos creer que es la democracia. Y no puede ser que los votados por el 22% (haced cálculos antes de rebatir) estén haciendo lo que -probablemente- el otro 78% denosta.

Tanto el poder ejecutivo, como el legislativo y el judicial -a la postre, entremezclados entre sí por no hablar de la ausencia de separación entre ellos- están podridos en estructura y en personal, donde hasta los jueces son imputados y condenados (pocas veces, y a condenas mínimas, porque perro no come perro) por delitos como la prevaricación, casi la antítesis de la impartición de justicia.

Así que, escogiendo entre los de siempre y los del 25S me quedo con estos últimos. Al menos es un movimiento horizontal y LIBREMENTE PARTICIPATIVO usando los medios a su alcance (muy pocos realmente) para su convocatoria. Y como en todo, tenemos derecho a ir o no. Pero seguramente que ellos también son PUEBLO igual que los que no los apoyan.

susana dice:

Yo creo que no es ningún episodio de racismo,me da la impresión que el sr. del blog de racista no tiene nada,quizá un poco cerrado en sus ideas pero nada más.Creo que fue un ciudadano Guineano que comentó algo sobre las mujeres canarias que al como negro u hombre de color-vosotros me entendéis -le resultaba fácil conseguirlas,de ahí viene quizá un poco el veto.Pero este blog yo creo que está muy lejos de posiciones radicales con las personas.

yeray dice:

Hace dos semanas que no me meto a leer en el blog,la verdad que lo echaba en falta.Cuéntenme lo del sr. de color.Yo estoy 25S pq todo lo que sea convulsionar la sociedad es bueno para ella,sobran muchos políticos y funcionarios(cientos de miles).

rayco dice:

Bueno yo no estaba desde el principio,pero al parecer un sr. de Guinea no le han dejado participar en el blog,que por cierto lo considero muy interesante.

Gema dice:

De que negro hablan? que ha pasado??

rayco dice:

Yo tengo un par de colegas que son negros y se los digo son mejores que la gente de aquí en los que me incluyo.

rayco dice:

Me parece muy mal que quiten el comentario de este señor por ser negro,que libertad es esta?

Susana dice:

Yo estuve de luna de miel en Tenerife y me encantó,la gente es muy amable,eso si comer bien es un milagro.Ahora para playas Fuerteventura.

gema dice:

Pues yo te recomiendo Tenerife,las playas de Gran Canaria son mejores,pero en el resto la supera Tenerife.

Rayco dice:

Pues yo lo que creo en que en este lo que hay es mucho mamón.Gente que no da un palo al agua y que están cobrando de las costillas de los demás.Yo tengo un colega que tiene un hermano funcionario y el tipo no va al trabajo desde hace tres meses por depresión y ya me lo encontrado tres veces en la Calle la Noria en un garito de dos pisos para no dar más señas.En fin lo que digo es que hay mucho parasito en esta tierra.

Rafa Dorta dice:

Rodear el Congreso, asaltar supermercados y, quizas dentro de poco, atacar masivamente alguna sucursal bancaria, son acciones que, junto a otras muchas, expresan lo mismo: la percepción ciudadana de una democracia herida de muerte por la ausencia de liderazgo político y social. El papel de las instituciones esta siendo puesto continuamente en tela de juicio y cada día nos levantamos con un nuevo caso de corrupción en los poderes públicos, con la miseria moral de ex directores de banca que hicieron suya la máxima del todo por la pasta, con que la especulación campa a sus anchas engordando a un poder económico que no se presenta a las elecciones porque no le hace falta, ya que tiene pillados a todos los partidos por la vía de la extorsión financiera. Vivimos una guerra económica globalizada y cada vez nos sentimos mas como carne de cańon.
De acuerdo Enrique, los del 25-S no nos representan, pero ¿quien nos representa?

Pedro dice:

Estamos en una pseudodemocracia, que no es ni “democracia herida de muerte” sino solo un poco mejor que la anterior dictadura, pero no una democracia verdadera. Un voto no es un cheque en blanco para 4 años, como quieren mucho hacernos creer que es la democracia. Y no puede ser que los votados por el 22% (haced cálculos antes de rebatir) estén haciendo lo que -probablemente- el otro 78% denosta.

Tanto el poder ejecutivo, como el legislativo y el judicial -a la postre, entremezclados entre sí por no hablar de la ausencia de separación entre ellos- están podridos en estructura y en personal, donde hasta los jueces son imputados y condenados (pocas veces, y a condenas mínimas, porque perro no come perro) por delitos como la prevaricación, casi la antítesis de la impartición de justicia.

Así que, escogiendo entre los de siempre y los del 25S me quedo con estos últimos. Al menos es un movimiento horizontal y LIBREMENTE PARTICIPATIVO usando los medios a su alcance (muy pocos realmente) para su convocatoria. Y como en todo, tenemos derecho a ir o no. Pero seguramente que ellos también son PUEBLO igual que los que no los apoyan.

Nauzet dice:

Muy buen artículo. No cabe duda de que debemos tener derecho a protestar por aquello que consideramos injusticias. Sin embargo, de la protesta a la abolición por la fuerza de algo por lo que se ha trabajado tanto como es la constitución hay un gran trecho. Una medida así de totalitaria no sería sino una involución de proporciones épicas en la historia de nuestro país. Confiemos en que esta propuesta se haya hecho con inocencia y sin tener en cuenta su significado real, más allá de la idea (probablemente no muy elaborada) de salvar al pueblo español de la “única” forma posible. Si realmente, se llegara a conseguir algo el 25-S, en lugar de sentir jolgorio, deberíamos preocuparnos, ya que habría sido llevado a cabo un crimen contra el país sólo comparable con un golpe de Estado. Es obvio que necesitamos un cambio en nuestro gobierno, tan obvio como lo fue durante el período electoral, y aún así no llevamos a cabo, ni de lejos, una buena decisión con respecto al gobierno. En el caso de que el movimiento del 25-S estuviera representado por una mayoría, sería asombrosa la hipocresía del pueblo español, que tras haber tenido la oportunidad de elegir un gobierno, una oportunidad que quizás en otros países no tienen, quieran destituirlo antes de los 4 años reglamentarios.
Señores, necesitamos un cambio, pero una acción pseudoheroica como es la toma del congreso no es la solución. El pueblo debe acceder al poder, pero de forma civilizada, y eso es algo que muchos, aparentemente ciegos (por su ineptitud, pobreza o diversas causas), no consiguen ver.

alesandro dice:

Si deberemos reformar la constitución y acercarnos a la “comuna”.Podemos constituir una comisión con Zapatero al frente flanqueado por Leire Pajín y Bibiana Aído asesorados por Chavez el criollo,Castro el desaparecido y el hijo de Ceacescu:Yo propongo robar los supermercados,hacer desaparecer todas las pymes y autónomos-que es esto de que algunos trabajen doce horas y ganen más dinero-aumentar el nº de ayuntamientos hasta 15.000,suprimir los colegios privados,regular un salario básico en el que todo el mundo gane un sueldo de 250€ proveniente claro está del estado…….les gusta esta constitución????.

german dice:

Pues yo propongo que una comisión de politicos impongan una política en donde se baje el salario , minimo a 150 euros, contratos basura a cambio de un cuenco de arroz…y que dirigidos por Aznar y su Faes, el antiguo ministro del interior del 11m, Zaplana y el anterior presidente de Valencia gobiernen a este pais y por supuesto, doña Cospedal , privaticen las pensiones, la sanidad y la educación, expulsando a todos los inmigrantes sean irregulares o no…ah y deberíamos ir a misa todos los domingos para cobrar la paga del 18 de julio…le gusta a Vd esa Constitución?…bueno , no me acordaba que poco a poco, con disimulo vamos camino a muchos de los puntos referidos anteriormente, con la excusa de la crisis….quizás eso le parezca bien, o no lo ve porque solo esta centrado en Zapatero…ah lo olvidaba!! diga que la culpa d e todo la tiene Zapatero, hasta de lo que pasa ahora, así que según vd:!!! Zapatero Dimisión!!!

alesandro dice:

Zapatero es un subnormal profundo al igual que Rajoy es un tipo sin agallas,un cobarde.En España está muy arraigado el pensamiento de que la gente tiene que ser igual y de que hay ricos y pobres,paradójicamente es muy similar al pensamiento y al dogma cristiano.Lo que está claro es que el Socialismo arruina a las naciones y a España con un porcentaje del 100%.Cual es la doctrina
ideal?que pensamiento económico será el mejor?,por ahora lo es el capitalismo humanizado,habrá algo mejor?,ojala.

natalia docampo dice:

De entrada me gustaría decirle a Alessandro que encabezando su opinión con un insulto, no es digno de que nadie escuche el resto de lo que tiene que decir puesto que su argumento carece de ideas y solo esta lleno de veneno. Veneno del que precisamente deberíamos de desprendernos si queremos que nuestro país salga de esta en la que nos HAN metido. Con personas tan llenas de odio que no son capaces de aportar ideas constructivas, estamos tod@s en peligro, no solo de atascarnos en esta suerte de miseria a la que nos llevan, sino de entrar en un conflicto que se llama guerra CIVIL…
Con respecto a la convocatoria del 15S Yo también tengo mis dudas…Pero las atribuyo a la formula de movimiento trasversal a la que no estamos habituad@s Quizás sea por eso que desconfiemos y por la falta de costumbre de participación activa, por que hasta el día de hoy, probablemente, a muchos de nosotr@s la situación política no nos preocupaba demasiado, y ante tanto abuso de los políticos de los banqueros, de los ricos y poderosos en resumen no nos ha quedado otra que ponernos al día, para tratar de dilucidar que esta pasando, a donde vamos y que queremos conseguir. Son, según lo veo, muchas tareas que a demás de novedosas, en lo que a mi respecta, son muy, muy preocupantes y , no dan margen para asimilar todo, por que en poco tiempo las cosas empeoran y cada vez son mas crueles y rápidas. Así pues sugiero que cada un@ de nosotr@s hagamos examen de conciencia y cuanto antes empecemos (para el que no lo haya hecho) a movernos y a participar activamente en eventos que por lo menos dejen de manifiesto nuestras voces que ya claman por que esto es insoportable.

german dice:

Lo que esta claro es que un capitalismo salvaje como el que nos estan imponiendo es contra el que debemos luchar…y en eso estamos de acuerdo. Pero lo que no logro entender es como vd se centra en su primer comentario en la anterior legislatura sin nombrar las burradas que se hacen en esta…porque que quiere que le diga? prefiero a Leire Pajin y sus gilipolleces, o a Zp y su alianza de civilizaciones a Rajoy y sus brutales recortes….este gobierno si que lleva al abismo al Pais.

alesandro dice:

Ud. sabe Germán que son los recortes?? ,lo que uds. llaman recortes son quiebros que hacen gobernantes sin agallas para llevar el país al colapso.Que son los recortes? de donde vienen?.Me imagino que uds todos gastarán un 20% más de lo que ingresan.El verdadero problema que tiene Europa es el estado de bienestar y subsidio al que han acostumbrado a sus ciudadanos,el nuestro aparte de ese,es que todos los necios de este país van a parar a la política.

Papus dice:

¡ Qué simpático y ocurrente eres “alesandro” ! También te podrías proponer tú como Presidente del Gobierno, debido a tus “magníficas” propuestas. Si las mujeres a principios del siglo XX no se hubieran manifestado a favor de “su voto”, hoy estaríamos todavía votando solo los hombres.

Shirley dice:

Fernando, comparto tu reflexión.

Buen articulo, “querido” Enrique, pero tiene varias contradiciones…de todas formas, de adjunto mi pensamiento de los que realmente no me REPRESENTAN:
Para mí, lo más triste y demoledor es constatar la ausencia, la carencia de representantes; de gente con la que te sientas identificado y que ponen en su boca tus pensamientos y generan confianza con sus hechos. Hablo por mí, pero yo no me siento representado por…

primero:Los políticos: No me puedo sentir representado por quienes, en lugar de representar al país, se representan a ellos mismos. Son incapaces de abandonar su prepotencia despótica y su soberbia ensimismada.Son cobardes a la hora de “hacer lo que hay que hacer”, e inútiles en su papel de servicio a la ciudadanía. Indignos del poder, el respeto y el dinero que se les otorga

segundo:La banca: No me puedo sentir representado por quienes sólo representan sus propios intereses a costa de los de sus clientes. Si hubieran conocido la decencia, la crisis hoy no existiría. Son culpables no sólo por alimentar las causas de la crisis, sino porque para salvar sus cuentas de resultados, sus sueldos estratosféricos y su escandaloso tren de vida han dejado sin crédito, literal y figuradamente, a todo un país..

tercero:El Rey: No me puedo sentir representado por alguien que parece su propia parodia para vergüenza del país al que representa. Después de lo de los cuernos en Botsuana, creo que habría que variar la programación televisiva en Nochebuena, indefinidamente. Yo, desde luego, no me puedo sentir representado por alguien tan sumamente torpe, hipócrita y desconsiderado.

cuarto:Los medios de comunicación: No me puedo sentir representado por unos medios que no me dicen lo que quiero saber sino lo que otros quieren que sepa. Entre la crisis de credibilidad (lo mismo de siempre, los mismos de siempre) y la de publicidad, están hechos unos zorros.

En fin, que, visto lo visto, lo de España no es tanto un problema de que defunción económica como de ausencia de referentes que te induzcan a algo que no sea ciscarte en la madre de alguien o vomitar hasta la primera papilla.

El derecho a la protesta es un derecho básico en las sociedades democráticas.

Ahora que se habla tanto de Islandia y su diferente salida a la crisis, una iniciativa de este estilo fue la que hizo que se hiciera esa reestructuración democrática y económica en el país.

Y Puede que no te representen, pero sus peticiones parecen coherentes, más democracia y menos mentiras.

latiradera dice:

Sin duda. Y el derecho a criticarla, también.

Deja un comentario