Menú

La Tiradera

Un blog de Enrique Bethencourt

Iker y Xavi, premio controvertido

Iker Casillas y Xavi Hernández acaban de ser galardonados con el premio Príncipe de Asturias de los Deportes. El jurado considera que ambos “simbolizan los valores de la amistad y el compañerismo más allá de la máxima rivalidad de sus respectivos equipos. Su comportamiento deportivo es un modelo para los jóvenes”. Y entiende, asimismo, que son “un ejemplo de juego limpio que es admirado por todos. Juntos han mostrado una actitud conciliadora que ha limado las tradicionales diferencias entre jugadores y aficiones”.

Cierto, ambos son dos magníficos deportistas. Y parecen, además, dos personas normales, humildes, cercanas, sin las ínfulas endiosadas de otros grandes del deporte, pendientes más de su ego que de otra cosa.

Iker es, probablemente, el mejor defendiendo la portería a nivel mundial y sus actuaciones han sido decisivas en los éxitos de la selección española -un colectivo extraordinario de futbolistas bien dirigidos y con una idea clara del fútbol, lejos de la estúpida furia que solo conducía al fracaso y a la acumulación de complejos- y en los de su club, el Real Madrid.

Xavi es, en mi opinión, el mejor futbolista español de todos los tiempos. Por lo menos el mejor que he visto desde que empecé a seguir el fútbol a finales de los años sesenta: inteligencia y calidad al servicio del grupo; y su papel ha sido esencial en La Roja y en la brillantez estética del mejor Barcelona, el de la etapa de Guardiola, otro grupo de excelencias.

Balón de Oro

Considero que ambos hace tiempo que merecen el Balón de Oro que reconoce al mejor futbolista del mundo. Otros, con mucho menores méritos, lo lograron al menos en una ocasión. Una mirada al palmarés del premio, que antes otorgaba France Football y desde 2010 la FIFA, así lo corrobora. Ojalá el correspondiente a la edición de este año reconozca, por fin, la calidad del fútbol español.

Es difícil no alegrarse con la concesión de un premio a estas dos personas que atesoran enormes valores futbolísticos, claves en la selección que ha alcanzado un mundial y dos eurocopas, y que, además, por su sencillez, por su bonhomía, despiertan enormes simpatías personales.

Sin embargo, la concesión del Príncipe de Asturias me ha dejado una sensación agridulce.

Parece que el jurado ha jugado a lo seguro, sin arriesgar lo más mínimo. Que olvida que la Selección Española, La Roja, lo ganó hace apenas dos años, y que en ello ya va un reconocimiento a una gran generación de futbolistas, la mejor de nuestra historia, entre los que destacan Xavi y Casillas, pero también Iniesta, Xabi Alonso, Puyol, Ramos o Silva. Y que se aprovecha del tirón mediático del fútbol, como si fuera el premio quien se prestigia y se publicita con Casillas y Xavi, y no al revés. Y lo digo desde mi absoluta pasión futbolera. Y, como habrán podido observar, mi plena admiración por los ganadores.

Integración

Tal vez era la ocasión para premiar al deporte paralímpico, ejemplar y que tanto hace para mostrar el esfuerzo humano en el camino de la superación de los obstáculos impuestos por discapacidades físicas o psíquicas, y el logro de la plena integración, también en el deporte. Coincidiendo, además, con la celebración de sus juegos en Londres y con el buen papel que viene desarrollando la delegación española en distintas modalidades.

O, en fin, el premio Príncipe de Asturias de los Deportes 2012 podía haber reconocido este año el enorme salto que ha dado el deporte femenino español, como se demostró de forma fehaciente en los Juegos Olímpicos de Londres.

No ha sido así y no es culpa de Xavi ni de Casillas. Es responsabilidad de los respectivos jurados acertar cada año. Y tener claro qué premian.

No siempre ocurre, aunque en la lista figuran algunos de los más brillantes del deporte mundial de las últimas décadas; y los desaciertos no siempre son culpa del jurado, sino de actuaciones de los deportistas. Entre los galardonados hay gente desposeída recientemente de otros premios por dopaje u otros que han sido descubiertos sacando el dinero de España para colocarlo en paraísos fiscales. Y esos sí que son ‘deportes’ nada meritorios, en modo alguno ejemplares.

————————Puedes seguirme también en Twitter: @EnriqueBeth

Freddie Mercury: ‘We are the champions’.

http://www.youtube.com/watch?v=xdCrZfTkG1c

Comentarios

danybesteiro dice:

Totalmente de acuerdo con el Sr. Alvarez Ruano. Este premio es una propaganda nacionalista española, por eso lo ha ganado Nadal, Alonso, Gasol, La roja, se escuchó una vez para el Barça del sextete…

Parece que el premio “Príncipe de Asturias” es solo de españoles, para españoles…

ESTE PREMIO ES PURAMENTE POLITICO… y DE LA UNIDAD DE ESPAÑA .. eso lo ve un tonto…ES UN PREMIO de la casa real . con un jurado que intenta contentar a la CASA REAL.. y con un nombre .. para sacar a escena.. a Sr. Felipe Borbon…sin más… posdata: espero escuchar pronto determinadas voces….

¡¡¡¡Viva España¡¡¡ dice:

¿No te gusta la unidad de España?.

¿Qué valor puede tener un premio que tiene nombre de un parásito social?.
Más cortinas de humo para tapar la verdadera realidad:

– La representación política de la voluntad del pueblo, el Congreso, vallado y vigilado.

– Más de la cuarta parte de la población española desempleada.

– Millones de familias Canarias y españolas arruinadas y sin futuro.

¿Sigo?… Esa es la unidad que Usted quiere, esa es LA ESPAÑA que usted quiere, ¡¡ …REPITO PARA DEJARLO MAS CLARO: Puf, puf! menudo tufo a “patriotero” o patriotismo rancio y barato.

El año que viene el “Principe de Asturias” se lo darán a Enrique Ponce y a “Morante de la Puebla”, pero el de ‘Cultura’. Ya verás como sí….

Deja un comentario