Menú

La Tiradera

Un blog de Enrique Bethencourt

EL PSC-PSOE contra la reforma electoral

El argumento ya se lo había escuchado al PP: “no está entre las preocupaciones de la gente”, refiriéndose a que no suscita el mismo interés que la crisis económica, el desempleo y la pobreza. Bueno estuviera, basta ver cualquier encuesta. Pero no me dirán que los ciudadanos y ciudadanas se pasan el día debatiendo sobre los contenidos del Régimen Económico y Fiscal (REF), la reforma de las administraciones o el modelo turístico. Venga ya. Y esos asuntos sí merecen decisiones parlamentarias; la reforma electoral, no.

Y como, según ellos, populares y ahora también socialistas, no está entre las preocupaciones de la gente el alcanzar una mayor y mejor democracia (asunto cuanto menos dudoso, se encuentra entre las reivindicaciones de movimientos sociales, una parte de partidos y sindicatos, así como de variopinta gente preocupada por la política y por los riesgos que corre la democracia), deciden más o menos solemnemente no abordar la reforma del sistema electoral canario, el más injusto de España y uno de los más irracionales del mundo.

Señalé en un artículo anterior de LA TIRADERA las consecuencias en la representatividad del voto ciudadano de nuestro actual sistema electoral, y recordaba que, por ejemplo,  en las elecciones autonómicas de 2007 miles de votos habían pasado de la urna a la papelera. Algo más de 150.000 en el conjunto de Canarias, un 16,3%. Pero también el 36% de los sufragios emitidos en Lanzarote o el 23% de los de Gran Canaria. En 2011 se redujo por las alianzas entre distintas fuerzas, que hoy ocupan escaños en el grupo mixto. Pero el sistema electoral canario sigue siendo igual de perverso.

Barreras

Recordaba, asimismo, que los sistemas democráticos en las comunidades autónomas o en los países de la Unión Europea se mueven en unas cláusulas de acceso entre el 3% y el 5%. En Canarias es del 5% para los cabildos y ayuntamientos, mientras que para el Congreso de los Diputados el porcentaje baja hasta el 3%.

Sin embargo, el Parlamento de Canarias tiene en su restrictiva ley electoral una escandalosa barrera del 30% insular, que es la circunscripción en el caso de la cámara canaria, y del 6% archipielágico. Solo Turquía, para evitar la entrada de los kurdos, tiene barreras parecidas.

Desgraciadamente, el arbitrario sistema electoral canario no pudo ser modificado la pasada legislatura, rechazando CC y PP en el Parlamento la propuesta de bajar los topes al 5% insular, presentada por el entonces diputado socialista Santiago Pérez hace más de tres años. Pero ahora son los propios socialistas los que se niegan a defender la medida. Debe ser la diferencia entre estar en la oposición y gobernar.

Asistí el otro día como invitado a una charla de Odón Elorza en Las Palmas de Gran Canaria. En la que el ex alcalde de Donosti y hoy diputado planteó, con acierto, algunos de los problemas de la democracia y la necesidad de abordar reformas, entre ellas las de las leyes electorales, para profundizar en una mayor participación ciudadana, una mayor transparencia y una mayor legitimidad de la política.

Discurso y práctica

Parece que su discurso transformador tiene poco que ver con la práctica de una parte del PSOE, al menos en lo que se refiere a los socialistas canarios. No es un tema menor. Hablamos de democracia y lo hacemos en tiempos en que esta se encuentra fuertemente cuestionada, tanto las instituciones como la política y los políticos.

Y la superación del actual estado de cosas precisa de más y mejor democracia. Nunca admitiendo una legislación restrictiva y profundamente antidemocrática como la canaria. El PSC-PSOE con su rechazo a la reforma electoral ha actuado aparentemente de forma floiraniana: se ha pegado un tiro en su propio pie. Pero el daño, además de a su propia credibilidad, se lo hacen, una vez más, a la ciudadanía y a los valores democráticos.

————-Puede seguime también en Twitter: @EnriqueBeth

Javier Krahe: ‘Ay democracia’

http://www.youtube.com/watch?v=Ef8656luoJM

Comentarios

Pedro ángel Jimenez Alamo dice:

Amigo enrique la tiradera se esta quedando sin munición ahí que escribir algo mas no digo un articulo por día pero cada dos o algo así parece que este esperando leer el pais para decir algo esto dicho con buena fe no lo tome a mal

Juan Luis dice:

El PSC parece no escuchar la calle y las encuestas. Dentro del Gobierno, podrían ayudar a forzar el debate, pero prefieren el jueguito corto de esta isla periférica para ti y esta para mi antes que profundizar en la democracia. ¿Y si nos animamos a plantear una Ley de Iniciativa Legislativa Popular? ¿Tendrían la desvergüenza de pasarle el rodillo?

Mónica dice:

Las iniciativas populares no pueden usarse en el caso de la ley electoral. Esta es otra de las singularidades del sistema político canario que deja muy claras las antidemocráticas intenciones ocultas de quienes lo legislaron y quien en lo mantienen.

Pedro ángel Jimenez Alamo dice:

Con su crónica acertada sobre la barrera electoral lo que uno saca es lo que ya uno pensaba y es que son todos los partidos iguales y así seguirán hasta que hayan listas abiertas donde uno sepa a quien pedirles explicaciones y el que se presenta se juegue su prestigio mientras se escudaran en que es el partido

Deja un comentario