Menú

La Tiradera

Un blog de Enrique Bethencourt

Supina ignorancia parlamentaria

Esto escribí, en 2011, sobre el hoy desafortunadamente famoso Sigfrid Soria, respecto a una iniciativa parlamentaria.

Supina ignorancia parlamentaria

Se ha cubierto de gloria el Parlamento de Canarias con su propuesta para el ‘Día de las Letras Canarias 2012’. A iniciativa del lumbrera de Sigfrid Soria, sus señorías han planteado el nombre del insigne científico lanzaroteño Blas Cabrera Felipe que, represaliado por la dictadura franquista, terminó su brillante carrera en el exilio mexicano, donde falleció en 1945. Un hombre de indiscutibles méritos en la física, pero que poco o nada tiene que ver con las letras.

Tal vez nuestros diputados gozan con la prosa de ‘La teoría de los magnetones y la magnetoquímica de los compuestos férricos’, ‘Principios fundamentales de análisis vectorial en el espacio de tres dimensiones y en el Universo de Minkowsk’i  o ‘Estado actual de la teoría de los rayos X e Y. Su aplicación al estudio de la estructura de la materia.’ Y encuentran contenido poético en ‘Principio de relatividad’ o ‘Paramagnetismo y estructura del átomo y de la molécula’. Pero me temo que no, que el problema es que no tenían ni pajolera idea de lo que proponían.

Ya en esta misma legislatura hubo otro antecedente disparatado cuando los diputados Carlos Ester y Australia Navarro pidieron a la consejera de Educación, Milagros Luis Brito, que exigiera a la editorial Akal que rectificara el “lesivo y deplorable” trato dado a Canarias en su manual sobre la asignatura de Educación para la Ciudadanía.

Los inteligentes diputados montaron un cirio por un texto que ni era un manual ni estaba en los colegios de las Islas. Se trataba de un libro de filosofía en el que se recogían los particulares puntos de vista de su autor, que se pueden compartir o no. Pero pedirle que rectificara sería tanto como solicitarles a Vargas Llosa o a Gabo que modifiquen algunos párrafos de sus obras. Semejante ridículo, por un acto mezcla de ignorancia supina y mala fe, no produjo el menor rubor en Navarro y Ester; igual hasta quedaron contentos con su hazaña.

Ahora sucede igual, tres años después, con esta propuesta para el Día de las Letras Canarias que demuestra, además, la enorme descoordinación de este Parlamento que agoniza. Porque su mesa, con la presencia de Antonio Castro, Paquita Luengo y Cristina Tavío, adquirió con la Fundación Pancho Guerra el compromiso de promover que tan señalada fecha sirviera para reconocer la obra del escritor tirajanero, autor de ‘Los cuentos famosos de Pepe Monagas’ o del extraordinario ‘Léxico de Gran Canaria’, del que se cumplió el centenario de su nacimiento el pasado año.

De todos modos, la cancaburrada parlamentaria abre nuevas puertas a iniciativas creativas en nuestra Comunidad. Así, se podía proponer el premio Canarias de Deportes para Los Sabandeños, el de Bellas Artes e Interpretación para el futbolista Pedrito, el de Comunicación para la ex consejera Rita Martín y, ya puestos, el de Acciones Altruistas y Solidarias al generoso juez del caso Tebeto. Todo se andará.

——–Puedes seguirme también en Twitter: @EnriqueBeth

Comentarios

Ana Delia García Afonso dice:

La verdad es que menudo nivel, en ese parlamento. Qué tristeza da. Cuánto dinero no se habrá malgastado en boberías nacionalistoides. Ay, qué miedo da. Cuando no asomaba aún la crisis la patita, ¿cuántos proyectos estériles, mal diseñados, mal gestionados, mal evaluados? Cuánta faltita de liderazgo en nuestra comunidad autónoma. LIDERAZGO con conocimiento y ambición, es la palabra que me asalta el cerebro últimamente. Falta de liderazgo, es lo que hemos sufrido desde el principio del desarrollo autonómico. Juan Fernando L.A. fue un oasis de promesas que no se pudo materializar. ¿Y ahora qué?

Deja un comentario