Menú

La Tiradera

Un blog de Enrique Bethencourt

La recta astuta y la brocha gorda

Un amable lector me señala en Twitter que el problema del ministro Soria con los meridianos puede ser una curiosa interpretación del no menos curioso ‘teorema de la recta astuta’.

Me lo apunta en referencia a mi artículo ‘Greenwich pasa por Soria’ wp.me/p1SYpM-nQ que analiza como el integrante del Gobierno de Rajoy se empeñó en una rueda de prensa en asegurar que el meridiano base pasa por Canarias, cuando es absolutamente falso que así sea. Si lo hace por Huesca y Golfo de Valencia (Castellón) o Denia y Altea (Alicante). Es decir, por el este peninsular. Y por otros lugares más al sur, como Argelia, Togo o Ghana. Y eso no lo puede cambiar ni el Consejo de Ministros ni la mayoría absoluta en ambas cámaras.

El referido y muy curioso teorema de la recta astuta afirma que “toda recta que tenga que pasar por varios puntos que no estén alineados, puede aumentar su grosor y pasar dichos puntos”.

Vamos, que si cogemos un mapa y en vez de lápiz, rotulador, pluma o bolígrafo utilizamos una brocha para señalar el meridiano de Greenwich este pasaría por un amplio abanico de localidades a gusto del consumidor. O del señor ministro.

Conferencia

Y de brocha bien gorda, política en este caso, podemos calificar la actuación de Soria en relación con una conferencia del presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, organizada por el periódico Canarias7, y celebrada en la mañana del 30 de septiembre.

José Manuel Soria, ministro de Industria, Energía y Turismo, y presidente del PP en Canarias, dedicó ímprobos esfuerzos los días previos para ‘persuadir’ a sus compañeros de partido, y especialmente a los que ocupan cargos públicos de relieve, desde la Delegación del Gobierno a la Presidencia del Cabildo de Gran Canaria, pasando por varios alcaldes, para que no asistieran a la conferencia de Rivero, con quien desde hace tiempo mantiene una sostenida guerra personal y política.

Le hicieron caso, por supuesto, que las represalias hubiesen sido muy caras para cualquier díscolo, salvo que aspirara a héroe automáticamente defenestrado. Hubo un verdadero boicot. No asistió nadie del PP. Y al mismo se sumaron también algunos empresarios muy cercanos a la formación conservadora. El gesto cuenta con otro antecedente muy poco presentable, cuando en un acto militar celebrado hace unos meses el ministro negó el saludo al titular del Ejecutivo canario.

Amigo/enemigo

Creo que el asistir o no a la conferencia del presidente canario debiera ser una opción individual que cada persona, político, sindicalista, empresario, trabajador de cualquier actividad, estudiante o desempleado, debe resolver según su absoluta libertad, sus tiempos o su interés en el asunto a tratar en la misma. Nunca puede ser una imposición de un tercero, por muy ministro que sea.

Además, considero penosa esa manera de entender la política, amigo/enemigo, profundamente sectaria, más empeñada en destruir al contrario que en aportar soluciones a los graves problemas que nos afectan. La recta astuta y la brocha gorda quedan muy bien para una broma pero casan poco, muy poco, con la buena y digna política.

Recta_Astuta

 

———–Puede seguirme también en Twitter: @EnriqueBeth

 Benito Cabrera: ‘Soy de aquí’

 http://www.youtube.com/watch?v=GnPq1tWFTTs

Deja un comentario