Menú

La Tiradera

Un blog de Enrique Bethencourt

Repsol: fósil chulería

La reciente visita a Canarias del máximo responsable de Repsol no ha sido en vano. En su intento de vender las bondades de la extracción de petróleo en aguas cercanas a Canarias, Antonio Brufau ha dado toda una lección de fósil chulería, cruda prepotencia y combustible falta de respeto a las instituciones y a los ciudadanos de Canarias. “El mundo nos mira atónitos. ¿Qué está pasando en Canarias?”, colocó como titular en numerosos medios, asombrado ante la canaria rebeldía.

Se puede defender la conveniencia de llevar a cabo esas prospecciones. Se puede plantear los posibles beneficios económicos de las mismas. O, como hacen algunos, su inevitabilidad. Pero sin falsear la realidad ni faltar a la inteligencia ni a la consideración que merecen los que no piensan de la misma manera, que son muchos en Canarias y, especialmente, en las islas orientales.

Es lógico que la multinacional (de española tiene, por hoy, un 21%, mañana puede ser un siete o un cero) defienda sus particulares intereses. Como hace en el resto del mundo. Y que estos no pasan por mejorar el nivel de vida de los pueblos sino, exclusivamente, por engordar sus beneficios.

¿Interés general?

Probablemente sea mucho menos razonable que la legislación de hidrocarburos españoles esté completamente volcada al servicio de la empresa extractora y no del interés general, pues será Repsol quien saque, no sólo petróleo y gas, sino todos los beneficios y se limite a pagar el impuesto de sociedades en Madrid, con todas las deducciones, por cierto, que suelen obtener las grandes empresas.

El colectivo de técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) señala al respecto que las grandes compañías de España reciben un trato preferencial e injusto, pagando menos que las pequeñas y medianas empresas. Asegurando que tributan solo por el 3,5% de sus ganancias, casi cinco veces menos que el 16,7% que corresponde a las pymes.

La comparación que Brufau hizo con Noruega en la comparecencia ante los medios es muy tramposa. Allí sí existe peso de lo público en el sector petrolero. Y ello revierte en la población y en la calidad de su Estado del Bienestar. Ya nos gustaría que nuestras normativas se parecieran a las noruegas.

En su intervención ante los periodistas, el presidente de Repsol mostró su total desprecio por las instituciones democráticas de Canarias, su Parlamento, su Gobierno y los cabildos de las islas orientales, instituciones que junto a la práctica totalidad de partidos (a excepción del PP y el CCN) han mostrado su oposición a las prospecciones.

A Brufau le cuesta comprender que en Canarias exista una amplia corriente de opinión (probablemente mayoritaria) en contra de las extracciones en aguas próximas a las Islas. Como las planteadas en las Baleares o Valencia, sólo que allí,  el PP sí es beligerante por los posibles “daños al turismo”.

Riesgos

Igual tendría que pensar que el turismo supone casi un tercio del PIB canario y buena parte de nuestro empleo; que la calidad de las aguas es esencial al funcionamiento del mismo y la actividad de su empresa entraña graves riesgos, como hemos visto en otras partes del mundo, y que la sentencia del Prestige demuestra que quien contamina se va de rositas; que el empleo que generará no será más que el que crean dos o tres hoteles de cinco estrellas; que si el invento funciona, si se dan las condiciones de cantidad y calidad, tiene fecha de caducidad, entre 20 y 25 años; que mucha gente en las Islas apuesta por otro modelo, el de las renovables; que Canarias, en fin, pone todos los riesgos y muy escasos beneficios.

Y algo muy importante, y que ni el PP ni Repsol entienden: que debemos ser los canarios, democráticamente, a través de nuestras instituciones o por consulta ciudadana, los que tengamos la capacidad de decidir si queremos asumir ese cambio que supondrá la extracción de petróleo y gas en nuestro modelo de desarrollo económico y de vida.

—————-Puede seguirme también en Twitter: @EnriqueBeth

 Trío Zapatista: ‘Petróleo Canario’

http://www.youtube.com/watch?v=z7QiCZnmmxo

Comentarios

Nacionalismo caciquil bananero NO¡¡ dice:

Pues a mi me ha dado verguenza las declarariones de Mario Cabrera, San Ginés y Paulino Rivero, utilizando el término despectivo “godo” más teneiendo en cuenta el origen de la señora de Paulino Rivero y que vivimos del turismo precisamente de millones de “godos”

Hija de Rasposos dice:

Si este es el Sr Presidente de La Compañía….si esta es su manera de comunicar sus intereses…si este es su conocimiento del paisaje a donde va dirigida…¿cómo serán en verdad los modos y maneras de su gestión?….¿a cuanto (y a cuantos) se elevarán “los compromisos”del PP para con Repsol…como para que les esté cerrando cualquier posibilidad de gobierno en Canarias?…

Deja un comentario