Menú

La Tiradera

Un blog de Enrique Bethencourt

Constitución, ni fiesta ni funeral

Como en tantas otras cosas, en este país se polarizan fácilmente las opiniones cuando se habla de la Constitución del 78.  Algo que se ha incrementado, sobre todo en la visión crítica y de rechazo, en medio de la profunda crisis económica y social, pero también, no lo olvidemos, política e institucional, que padecemos.

Para unos se trata de la fuente de todas las esencias y virtudes democráticas; y de un texto sagrado e inamovible. Que ha posibilitado la pacífica convivencia y evitado el regreso a un pasado cargado de períodos autoritarios, de intolerancia fanática, de golpes de Estado y dictaduras.

Para otros, la Constitución es el origen de todos los males, del presente retroceso económico y laboral, en los servicios públicos y en las libertades. Y, por tanto, debe ser sustituida, tras abrir un proceso constituyente, por otra de contenidos radicalmente distintos.

Descentralización

Se equivocan quienes sacralizan la Carta Magna y no entienden que 35 años después de su aprobación la sociedad es distinta y varios temas podrían encauzarse con una reforma del articulado original, desde la impresentable prevalencia masculina en la sucesión de la Corona al modelo de descentralización del Estado, que permita el encaje de las distintas realidades de las nacionalidades y regiones.

Curiosamente, forman parte de los inmovilistas los que deprisa y corriendo modificaron la Constitución en septiembre de 2011, introduciendo una nueva redacción del artículo 135, para satisfacer a los mercados y poner como prioridad el cumplimiento de la deuda y el déficit por parte del Estado y las Comunidades Autónomas. Coherencia en estado puro.

Desde la otra orilla se cargan las tintas en los aspectos negativos de la Constitución, responsabilizándola de todos los males pasados, actuales y por venir. E incluso se utiliza como argumento que muchos ciudadanos, por su edad, no la votaron, algo más común en Francia, cuya Constitución de la Vª República es de 1958, o en Italia y Alemania, de finales de los años cuarenta; no digo nada de Estados Unidos, cuya Carta Magna es del año 1787.

Sanidad universal

Se olvidan que con esta Constitución hemos disfrutado de uno de los sistemas sanitarios públicos más avanzados y universales de los países desarrollados; que hemos logrado una Educación con elevados niveles de equidad; importantes conquistas laborales que hoy están siendo derruidas por el Gobierno del PP; así como significativos pasos en la igualdad entre hombres y mujeres, en los derechos sexuales y reproductivos de éstas o en el reconocimiento de derechos a homosexuales y lesbianas. Aprobado una avanzada ley de atención a las personas con dependencia. O edificado un estado con un elevado grado de descentralización.

Hasta el nada sospechoso Julio Anguita reconoce que en el texto hay contenidos interesantes, denunciando sus incumplimientos por parte de los distintos gobiernos españoles y señalando que “con la Constitución en la mano, las políticas del Gobierno en estos momentos estarían fuera de la ley”.

En mi opinión los retrocesos que experimentamos tienen que ver, sobre todo, con las políticas neoliberales impuestas desde Europa o el FMI; y con la llegada al Poder, en plena crisis económica, de una formación conservadora, y no, precisamente, por decisión del espíritu santo. Por los votos de 10 millones de ciudadanos y ciudadanas y, también, por la abstención y dispersión del electorado progresista, otorgándole una mayoría absoluta que han utilizado de forma perversa para desmontar el Estado de Bienestar.

Me llama la atención el optimismo infundado de quienes creen que hoy sería posible aprobar una Constitución mucho mejor que la del 78. Tengo la impresión contraria y les aseguro que me gustaría estar completamente equivocado.

El creciente conservadurismo, el avance de sentimientos centralistas, la conformación político-electoral actual y la que vislumbran todas las encuestas, no invitan a pensar en un marco, a corto y medio plazo, que posibilite un cambio constitucional a mejor. Claro que deseo una Constitución federalista, laica, republicana y que blinde los servicios públicos y el Estado Social, pero no estoy convencido de que ese deseo lo comparta todo el mundo. Ni, tampoco, que sea posible cumplirlo hoy.

Intentar transformar la realidad es una tarea imprescindible; y hacerlo supone un enorme esfuerzo individual y colectivo que no se solventa de manera inmediata. Pero autoengañarse y no tener en cuenta cómo están las cosas, el estado de conciencia colectiva y los deseos e intereses de la mayoría, sólo conduce a la melancolía. O al vanguardismo más estéril y frustrante.

————Puede seguirme también en Twitter: @EnriqueBeth

Una hermosa canción de amor (o de desamor, más bien). Del gran cantautor uruguayo Alfredo Zitarrosa, autor de ‘Guitarra Negra’ o ‘Doña Soledad’.

Alfredo Zitarrosa: ‘¿Qué debo hacer?’

http://www.youtube.com/watch?v=bCl9cDYEIlE

Comentarios

@PaCucoAragones dice:

Es un riesgo cambiar la Constitución en una época de crisis, porque se puede ir hacia una deriva recortista que puede lastrar al País en el futuro. Por eso toda remodelación de la Constitución se debe hacer con el consenso de todos los partidos y tratar temas como una España Federal, o que pueda reinar una mujer, o que se respeten los derechos fundamentales de vivienda y empleo y no se pueda dejar en la calle familias con problemas económicos: o si se le presta dinero a los Bancos para su rescate estos lo fevuelvan integramente, etc @PaCucoAragones

José Luis Rojas Lanzarote ALTER CANARIAS FEDERAL dice:

SALUD Y REPÚBLICA, Compañero Tw@EnriqueEnriqueBeth – La Tiradera. Me gustó el trabajo: Constitución, ni fiesta ni funeral. Es de agradecer, que alzaras el puño en favor de La República. Como ya sabrás, estamos organizandonos para las próximas elecciones, porque hemos de derrumbar este régimen fascista, igual que el anteriór. Llevamos dando pasos para la unión de los republicanos. Este año, 25 y 26 de mayo celebramos un Congreso Constituyente, varios partidos defensores de la República, entre los que se encontraba Izquierda Republicana, mi formación política, y consegimos fundar un nuevo Partido Político, con el nombre de ALTERNATIVA REPÚBLICANA FEDERAL. Ya estamos en todo el territorio y en Alemania e Inglaterra. Aquí estoy dando los pasos muy lentamente, porque como tu bien sabes, este territorio está plagado de la derecha fascista de CC, PSOE, PP Y OTROS ACÓLITOS DE ESTOS NACIONALSOCIALITAS. Pero puede que a largo plazo, consigamos que ALTERNATIVA REPUBLICANA CANARIAS – ALTER C, pueda llegar a las citas electorales que nos marca la dañina Ley Electoral y más aquí en nuestro Territorio Canario, que nos exigen una cantidad de porcentaje más alto, que si haces cuentas, nunca podremos salir elegidos nadie. Nuestro Documento Político, entre otras cosas, recoge la Autodeterminación de todos los Pueblos, y más de nuestro Pueblo Canario que lleva 600 años largos de cautiverio. Salud y República. José Luis Rojas Lanzarote, 8 de diciembre de 2013 CANARIAS ARCHIPIÉLAGO ESTADO FEDERAL, 8 ISLAS CON LA GRACIOSA, LOBOS Y EL ARCHIPIÉLAGO CHINIJO, CON AGUAS PROPIAS, HASTA DONDE NOS MARCA LA LEY DEL DERECHO MARÍTIMO INTERNACIONAL Y SOBRE TODO, LA MEDIANA CON LA RASD-SAHARA OCCIDENTAL. Date: Sun, 8 Dec 2013 10:09:51 +0000 To: joseluisrojaslanzarote@hotmail.com

Deja un comentario