Menú

La Tiradera

Un blog de Enrique Bethencourt

¿Qué pasará el 20D?

Nadie puede saber hoy con exactitud qué ocurrirá en la jornada electoral del próximo 20 de diciembre. Las encuestas de hace un mes ya no valen tras las elecciones catalanas, especialmente por el grado de deterioro en las mismas del PP y la relevante subida de su rival en el centro derecha, el partido de Albert Rivera. Pero, aunque influyan, no se puede hacer una trasposición a las generales. Habrá que esperar.

El PP ha ido sufriendo distintos varapalos electorales. En las europeas. En las andaluzas. En las autonómicas de la mayoría de las regiones y nacionalidades. En las municipales. En las catalanas. Su rival más directo, el PSOE, ha resistido y en muchos sondeos se le acerca e incluso le supera. Los emergentes se presentaron en sociedad y han sufrido diferentes procesos, con un Ciudadanos en alza y un Podemos que parece ir perdiendo fuelle. IU apenas resiste y UPyD se volatiliza.

Después del 20D pueden darse muchos escenarios. El primero, el del continuismo. Con un PP que logre ser primera fuerza en votos y escaños y que, aunque lejos de sus resultados del 20N de 2011, consiga mantenerse en el Gobierno con el apoyo parlamentario de Ciudadanos. No es descartable, aunque parece muy difícil que juntos se acerquen a la mayoría absoluta.

Otro, el de una victoria socialista, como reflejan algunas encuestas. Insuficiente también para gobernar en solitario y que precisaría de entendimientos con Podemos y con los nacionalismos progresistas para contar con una mayoría suficiente para sostener al Ejecutivo. El hecho de que el PSOE no se despegue del PP y el debilitamiento de los de Iglesias, que no atraviesan su mejor momento, podría frustrar esta posibilidad.

Sueños

Descarto por completo, la realidad es la realidad, los sueños de Pablo Iglesias de una victoria electoral de su grupo y, mucho menos, de la posibilidad de gobernar en solitario; probablemente no superen la barrera del 12% de los votos. Y no doy por imposibles otras fórmulas con tintes continuistas, como la PSOE-Cs o la gran coalición.

Considero que solo un buen resultado de los de Sánchez y de Podemos podría permitir, con la colaboración de los nacionalistas de izquierda (Compromís, NC, Cha…) una alternativa sólida al conservadurismo. Y el establecimiento de un Gobierno reformista que apueste por lo público, por superar los actuales abismos sociales, por defender las libertades y los derechos machacados en esta legislatura; y, asimismo, por tratar de impulsar cambios constitucionales (en los ámbitos sociales y territoriales) que, mucho me temo, serán boicoteados por el PP.

Sé que muchos de los que lean esto considerarán, no sin razón, que ese posible gobierno tiene poco de ideal, que se precisan transformaciones más profundas y protagonistas más comprometidos con los mismos. Pero quienes deciden que esto sea factible o no son los ciudadanos y ciudadanas con sus votos. Y no parece ser el caso, como confirman los más recientes comicios autonómicos y locales.

El 20D, si se produce una amplia movilización en las urnas de la gente progresista de los más diversos posicionamientos y matices, estaríamos ante la oportunidad de cerrar estas oscuras páginas del Gobierno de Rajoy. De lo contrario, nos hallaríamos ante la continuidad de las políticas de recortes y austeridad, de destrucción de lo público y de permanentes ataques a las libertades ciudadanas.

Y dispondríamos, eso sí, de cuatro años por delante para lamentarlo.

NA: Respecto a Ahora en Común, en proceso de conformación, las incógnitas son muchas sobre quiénes lo integrarán finalmente y si llegan a acuerdos o no con Podemos. Y quedan menos de 80 días.

———-Puede seguirme también en Twitter: @EnriqueBeth

Comentarios

FERNANDO dice:

“Ditoseadios”, Don Enrique Bethencourt, ¿pero Nueva Canarias es de Izquierda..?….

Deja un comentario