Menú

La Tiradera

Un blog de Enrique Bethencourt

¿Déficit? Pobres pero cumplidores

Canarias, su Gobierno y los partidos que le apoyan están muy satisfechos por su estricto cumplimiento del déficit en 2015. En ese ejercicio el máximo autorizado para las comunidades autónomas era del 0,7% y la Comunidad Canaria se quedó en el 0,54%. Es decir, nos ‘sobraron’ 0,16 puntos porcentuales que no quisimos o no supimos utilizar en nuestros presupuestos. Nada, una minucia, casi 60 millones de euros.

Lo que muchos aplauden como un presunto éxito, a mí me parece algo de lo que avergonzarse.

Si eso lo hiciera Euskadi o Navarra, con la mitad de porcentaje de desempleados que Canarias y una economía mucho más equilibrada, resultaría casi chulesco; pensaríamos que andan muy sobrados estos ricos. Por cierto, el País Vasco apuró hasta el 0,69%.

Desempleo

Que lo haga Canarias, con un 26,75% de desempleo, 50.000 hogares sin ingresos y un tercio de pobreza infantil, con escandalosas listas de espera sanitarias y 16.000 dependientes sin atender, es una grave irresponsabilidad y una carencia absoluta de sensibilidad social.

Y, desde luego, nada de lo que sentirse orgulloso.

La cosa resulta más grave aún cuando no se trata de una novedad, sino de una práctica habitual de los dirigentes políticos de los últimos años. Los ejecutivos canarios siempre se colocaron generosamente por debajo de los límites de déficit.

Líderes en desempleo pero cumplidores. Pobres pero cumplidores. A la cola en dependencia, pero cumplidores. Con la sanidad peor valorada, pero cumplidores. Con servicios sociales irrelevantes, pero cumplidores, siempre cumplidores.

De esta manera, se dejaron de gastar 280 millones de euros entre 2012 y 2014. Si sumamos los 60 de 2015 se superan ya los 340 millones. No les voy a contar qué capacidad de impacto tendrían esas cantidades en nuestros servicios públicos, en la adopción de medidas contra la pobreza y la exclusión social o en facilitar el acceso a la vivienda a tantos frustrados demandantes de un techo donde cobijarse. Pero, ya saben, lo relevante es ser los más cumplidores.

Aplauso

Lejos del aplauso por seguir siendo los campeones en el cumplimiento del déficit, deberíamos sentir un profundo bochorno por la falta de aprovechamiento de recursos en una de las comunidades más pobres y con más desigualdades sociales del Estado español.

En definitiva, nuestro Gobierno, puesto a elegir, prefiere incumplir con la gente y sus más básicas necesidades. Sin duda, vamos ‘sobrados’, no de recursos públicos, eso no, pero sí de políticas de derechas, de insensibilidad ante el sufrimiento y de incapacidad de afrontar las verdaderas prioridades de la gente. En eso sí que somos, por desgracia, campeones.

——–Puede seguirme también en Twitter: @EnriqueBeth

‘Menos mal que existen’, de Silvio Rodríguez, versión de Daniel Viglietti 

https://www.youtube.com/watch?v=bRyJBRTDmhc

Deja un comentario