Menú

La Tiradera

Un blog de Enrique Bethencourt

Cabras, estamos apañadas

La polémica que se ha montado en Gran Canaria por la eliminación de cabras salvajes por parte del Cabildo es completamente artificial e interesada. Por diversas razones. Por el enorme daño que las mismas hacen a la flora, las especies endémicas y el suelo. Por el hecho de que en todo el mundo se realicen las mismas prácticas para evitar graves problemas de deforestación. Y porque algunos de los defensores de los animalitos no muestran el mismo interés, lamentablemente, con personas de distinta cultura o procedencia.

Se trata de animales que se han escapado o que han sido abandonados por sus irresponsables dueños. Y que habitan en zonas de gran valor medioambiental.

Al respecto es muy interesante el documento ‘Informe preliminar sobre la situación del ganado asilvestrado en la Red Natura 2000 en Canarias’ del que es autor el biólogo de la Universidad de La Laguna Juan Carlos Rando, y publicado por la Consejería de Educación, Universidades y Sostenibilidad en 2014.

En él se destaca que el estudio realizado, entre 1981 y 1985, en los pinares de Inagua, Ojeda y Pajonales “detectó depredación sobre 24 especies vegetales (14 de ellas endémicas de Gran Canaria, 4 de Canarias y 2 de la Macaronesia)”. Entonces había apenas una veintena de cabras cimarronas, cifra que se ha multiplicado por diez.

Extinción

Entre las consecuencias de su presencia, el informe señala las siguientes:

  • Han alcanzado tal magnitud provocando disminución del área de distribución de muchas especies de flora endémica, dejando algunas al borde de la extinción.
  • Retrasan la recuperación del sotobosque (área del bosque que crece más cerca del suelo por debajo del dosel vegetal) afectado por el incendio de 2007, a causa del forraje ejercido por las cabras sobre las plántulas.
  • Aumentan, por tanto, el tiempo de exposición de los suelos al efecto de los procesos erosivos.
  • Además, la ausencia del sotobosque afecta negativamente a especies como el pinzón azul.

En el documento se afirma, igualmente, que la cabra es uno de los mamíferos invasores más peligrosos para los ecosistemas insulares; y que, por eso, han sido erradicadas de más de 120 islas en el mundo.

Por ello, y como recuerda José María Fernández Palacios, catedrático de Ecología de la Universidad de La Laguna, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza incluye a las cabras entre las cien especies invasoras del mundo; y el Atlas de la flora amenazada de España las califica como “amenaza botánica”. Palacios asegura que “las cabras asilvestradas se están comiendo literalmente la biodiversidad vegetal de Canarias”.

Ante eso cabe mirar para otro lado o actuar. Y eso último, asumiendo riesgos y críticas, es lo que ha hecho el Cabildo de Gran Canaria.

No es la única institución que así lo lleva a cabo. La Comunidad de Madrid estima sacrificar a 2.500 ejemplares en los próximos cinco años. En Ibiza, concretamente en el islote Es Vedrà, hacen lo mismo estos días con unos cuarenta ejemplares. Lo mismo sucede en paraísos naturales como Galápagos; en las islas de Isabela y Santiago ya se las ha eliminado, evitando el daño que hacen a la reproducción de aves marinas.

Cacería

Los métodos más utilizados son la cacería desde helicópteros o en tierra. A lo que se suma el método de la cabra judas, es decir, una cabra dotada con sensores que permite a los técnicos medioambientales localizar las manadas de cabras asilvestradas.

No hay color político en estas actuaciones. En Madrid lo hace el PP. En Baleares, el PSOE y Podemos. Y en Canarias el tripartito progresista del Cabildo de Gran Canaria. Como señala Fernández Palacios, los ejemplares que se cogen mediante apañadas son insuficientes y hay que utilizar todos los medios, también las armas de fuego, para su erradicación.

Me gustaría, no sé si es mucho pedir, que algunos de los que enarbolan la pancarta, de los que se ponen en primera fila de la protesta, tengan la misma sensibilidad con las personas que con las cabras. Lo digo por quien asegura que los preservativos son abominables y fomentan “el aquí te trinco, aquí te follo”, despotrican de los homosexuales o consideran que los inmigrantes son los responsables de la inseguridad, el miedo y la extensión de enfermedades.

Ha tenido más reflejo en muchos medios de comunicación las opiniones de este señor sobre el asunto, escasamente argumentadas, que las que mantiene la comunidad científica (*), aquí y en el resto del mundo.

Las cabras no son el único peligro, sin duda.

—-Puede seguirme también en Twitter: @EnriqueBeth

El ejemplo de Galápagos:

https://www.youtube.com/watch?v=-JOTktI1Nsg

(*) ANEXO: (La Provincia)

MEDIO CENTENAR DE EXPERTOS APOYAN EL SACRIFICIO DE LAS CABRAS ASILVESTRADAS

Alertan del riesgo de las especies invasoras para la flora y fauna de las Islas

  1. M. N. 12.04.2016 | 13:19

Medio centenar de científicos, técnicos y expertos en Medio Ambiente han emitido hoy martes un manifiesto en defensa de la riqueza natural de Canarias en el que respaldan el sacrificio de las cabras asilvestradas mediante disparos de escopeta cuando no se puedan eliminar por otros métodos.Los firmantes del escrito apoyan la actuación del Cabildo de Gran Canaria y alertan de los riesgos de las especies invasoras en la flora y fauna de las Islas.

El texto del manifiesto señala: “Canarias está entre las 15 regiones del mundo con mayor biodiversidad. Tenemos en las islas unos 600 endemismos, esto es, seres vivos que no se encuentran en otro lugar del mundo. En torno al 30% de las especies vegetales y animales de Canarias son endémicas, lo que supone que las islas concentran más de la mitad de la biodiversidad endémica de toda España”.

“Pero todo este enorme patrimonio natural, que es de todos, está en riesgo. Múltiples son los factores que lo ponen en peligro (el cambio climático, la deforestación con la consiguiente erosión, etc.), pero las especies exóticas invasoras (tanto vegetales como animales) son uno de los factores que está teniendo mayor impacto. Por todos es conocido el rabo de gato, sin ir más lejos, y los problemas que origina. También ha habido que actuar contra la culebra californiana, introducida de manera ilegal, que estaba y está poniendo en serio riesgo a muchas especies autóctonas de Gran Canaria”.

“Las cabras asilvestradas tampoco son un problema menor. La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN en sus siglas en inglés), concretamente su grupo de especies invasoras ” Invasive Species Specialist Group (ISSG)”, las ha incluido entre las cien especies invasoras más peligrosas del mundo. Su impacto sobre la vegetación ha sido sobradamente estudiado por múltiples autores. Por supuesto, el ganado controlado tiene un efecto muy positivo y cumple un papel fundamental en la gestión sostenible del paisaje rural, pero eso nada tiene que ver con los ejemplares de cabras asilvestradas, procedentes en su mayoría de sueltas incontroladas”.

Las cabras asilvestradas se están comiendo literalmente la biodiversidad vegetal de Canarias y están poniendo en serio riesgo una parte de la estrategia de reforestación emprendida por las diversas instituciones. Muchas instituciones no han actuado por miedo a las consecuencias sociales y el efecto en la opinión pública, pero es necesario que asuman su responsabilidad y actúen como está haciendo actualmente el Cabildo de Gran Canaria”.

Para acabar con este grave problema hay que utilizar todas las soluciones que tenemos a nuestro alcance. Eso implica: el control del ganado para evitar sueltas incontroladas, capturas de ejemplares vivos mediante la técnica conocida como apañada y también, desgraciadamente, abatirlas con armas de fuego cuando todas las demás medidas se muestran insuficientes, tal y como se hace en muchísimas islas de todo el mundo para tratar de conservar la biodiversidad nativa. El problema ha alcanzado tal envergadura por la inacción de tantos años que el número de ejemplares, unido a la accidentada orografía de algunos lugares nuestras islas y a la rapidez con la que se reproducen, hacen imposible su control mediante apañadas u otros métodos de captura.

Los problemas medioambientales son complejos y en muchas ocasiones obligan a tomar decisiones difíciles. Pero todos, y en especial las administraciones públicas, tenemos la responsabilidad de cuidar por la conservación de una riqueza natural única en el mundo, que además está en la base de nuestro bienestar. No podemos permitir que algunas de las zonas de mayor biodiversidad de la isla estén en riesgo por un problema que está en nuestras manos solucionar. Defendamos nuestra riqueza natural.”

Firmantes:
1. Wolfredo Wilpret. Catedrático emérito de Botánica de la Universidad de la Laguna (ULL). Premio Canarias de Investigación 2011
2. Carmelo León Gonzalez , catedrático de Economía de Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC), director Cátedra UNESCO de planificación turística y desarrollo turístico
3. Pedro Sosa. Catedrático de Botánica de la ULPGC
4. Juli Caujapé. Director del Jardín Botánico Canario Viera y Clavijo. Unidad Asociada al CSIC.
5. Ezequiel Guerra. Profesor Titular de Geografía de la ULPGC
6. Manuel Nogales. Doctor en Biología. Investigador asesor del CSIC
7. Asunción Delgado. Bióloga y Parlamentaria autonómica.
8. Jose María Fernández Palacios. Catedrático de Ecología de la ULL
9. Eugenio Reyes. Activista ecologista y educador ambiental
10. Rafael Hernández. Presidente de la Coordinadora de Organizaciones Agrícolas y Ganaderas de Canarias, COAG-Canarias
11. Matías González. Profesor de Economía de la ULPGC y Cátedra UNESCO de Planificación Turística y Desarrollo Sostenible
12. Carlos Guitián. Profesor de Geografía de la ULPGC
13. Luis Sánchez. Ingeniero Técnico Agrícola y activista ecologista.
14. Julio Cuenca. Arqueólogo.
15. Mariano Hernández Ferrer. Catedrático de Genética de la ULL
16. Fernando Sabaté. Profesor Titular de Geografía de la ULL
17. Marcos Salas. Botánico, investigador y divulgador científico, autor del blog Especies invasoras.
18. José de León. Doctor en Historia, Arqueólogo y activista ecologista
19. Javier Díaz Reixa. Abogado ambientalista
20. Gilberto Martel Rodríguez. Investigador del Instituto Tecnológico de Canarias (ITC) y activista ecologista
21. Alfredo Valido Amador. Doctor en Biología. Investigador del CSIC
22. Juan Luis Rodríguez Luengo. Doctor en Biología. Servicio de Biodiversidad. Gobierno de Canarias.
23. Aurelio Martín. Profesor Titular de Zoología de la ULL. Asesor científico del Life Rabiche
24. Gorgonio Díaz Reyes. Técnico del Servicio de Biodiversidad del Gobierno de Canarias
25. Aarón González Castro. Doctor en Biología. Investigador del Life Rabiche.
26. Félix Manuel Medina Hijazo. Biólogo del Servicio de Medio Ambiente. Cabildo de La Palma.
27. Alejandro Suárez Pérez. Veterinario y miembro del equipo del Proyecto Life Rabiche
28. Juan Carlos Illera Cobo. Profesor de Ecología de la Universidad de Oviedo
29. Gonzalo Albaladejo. Biólogo especialista en investigación de fauna endémica.
30. Juana María González Mancebo. Profesora Titular del Departamento de Botánica, Ecología y Fisiología Vegetal de la ULL.
31. Victoria Eugenia Martín Osorio. Profesora Titular de la ULL
32. Juan Carlos Rando. Biólogo. Profesional independiente
33. José Guillén. Arqueólogo y activista ecologista
34. Marifé Rivero. Bióloga y activista ecologista
35. Juan Francisco Navarro. Arqueólogo. Profesor de la ULL
36. Alejandro Padrón. Biólogo y consultor ambiental
37. José García Casanova. Doctor en Biología
38. Marco A. Moreno. Arqueólogo
39. Jorge Alfredo Reyes Betancort. Director de la Unidad Aplicada del Instituto Canario de Investigaciones Agrarias
40. Marian Martínez Izquierdo. Consultora ambiental.
41. Agustín Naranjo Cigala. Departamento de Geografía, especialista en biografía
42. Alejandro Melián. Consultor y educador ambiental.
43. Octavio Trujillo Ramírez. Biólogo. Profesor de instituto.
44. Loreto Reyes. Bióloga y profesora jubilada de EEMM
45. Felipe Siverio, del Grupo de Ornitología e Historia Natural de las islas Canarias.
46. Beneharo Rodríguez miembro del Grupo de Ornitología e Historia Natural de las Islas Canarias.

 

Comentarios

alfredo dice:

con Anaga que pasa ,un dia conte 70 en uno de los valles ,próximo a San Andres

Deja un comentario