Menú

La Tiradera

Un blog de Enrique Bethencourt

Elecciones: lo importante es quedar segundo

 

Salvo sorprendente milagro de última hora nos acercamos a una nueva cita con las urnas el próximo 26 de junio. Incluso, sin pudor, la denominan la “segunda vuelta” de los comicios de diciembre. La primera, la verdad, ha servido de bien poco, salvo para el espectáculo mediático; y, eso sí, para aprobar una serie de propuestas sociales progresistas en el Congreso de los Diputados que no podrán ser aplicadas por la finalización de la más corta de las legislaturas.

Todos se preparan ahora para colocarse lo mejor posible en la parrilla de salida y para, al menos, mantener lo que consiguieron en diciembre. Los sondeos plantean distintos escenarios en los que los partidos que parecen más beneficiados serían Ciudadanos e IU.

Con incrementos insuficientes para alcanzar un Gobierno de izquierdas en el caso de la formación de Garzón. Y con números, en el caso de la organización naranja, que podrían ayudar a la consolidación de una amplia mayoría con el PP, que pese a todos sus desmanes de ayer y hoy -en Madrid, Valencia, Granada o Panamá- resiste, y seguiría siendo la fuerza más votada y con mayor número de escaños.

Pobreza

Es decir, se abren las puertas a otra etapa de ejecutivos de derechas, con lo que eso supone para los servicios públicos y para la manera en que se afrontan los problemas de pobreza y las profundas desigualdades. Como hemos comprobado estos cuatro años, más prórroga, con sus injustas recetas contra la crisis económica que han incrementado exponencialmente la desigualdad social.

Mientras tanto los plurales y muy distanciados partidos de izquierdas se encuentran sumidos en la fundamental lucha para determinar quién quedará segundo y a quién le tocará, como consolación, recibir el bronce. Si habrá o no sorpasso, si el líder de la oposición se llamará Pedro o Pablo.

Como sabemos esto es lo esencial para los ciudadanos y las ciudadanas; y, sobre todo, para los que aspiramos a una sociedad más justa, con mayores niveles de equidad, con mejor reparto de la riqueza. No deberíamos pensar en otra cosa.

Austeridad

En segundo plano queda, es razonable, que se continúen reproduciendo las políticas de recortes y austeridad, que la educación y la sanidad se desangren, que la dependencia sufra continuas agresiones, que millones de personas sobrevivan sin percibir ingreso alguno, que las libertades languidezcan o que los medios de comunicación públicos sean pura propaganda gubernamental.

Lo importante, no cabe duda, es saber si PSOE o Podemos, Podemos o PSOE, serán los encargados de constituirse en muy leal oposición a las políticas de Rajoy y los suyos.

El 26 de junio por la noche veremos a parados de larga duración y corta esperanza sonriendo por el sorpasso o a dependientes maltratados y desahuciados de todo tipo brindando porque el PSOE mantuvo bien el tipo. “Los superamos, por fin los superamos”, dirán unos. “Resistimos, no pudieron con nosotros”, exclamarán los otros.

Y esa victoria parcial, de unas izquierdas sobre otras, tendrá nulo efecto en las políticas que se aplicarán y, sobre todo, en la vida de la gente y en el sufrimiento de quienes peor lo pasan.

Lo importante en las elecciones de junio, lo verdaderamente importante, es quién quedará segundo. Como en la vieja canción de Silvio: “Ay de estos días terribles/ay del nombre que lleven/ay de cuanto se marche/ay de cuanto se quede”. Terribles, sí. Y, probablemente, inevitables.

——–Puede seguirme también en Twitter: @EnriqueBeth

‘En estos días’

https://www.youtube.com/watch?v=ahdIKf0eSuE

 

Comentarios

Miguel Hernandez dice:

No entiendo como la derecha plantea una gran coalición al estilo Alemán, dos partidos de centro derecha y uno de izquierda y la izquierda no tiene la misma capacidad para plantear lo mismo pero lo contrario dos bloques de izquierda y un partido de centro derecha, me parece que ahora, tocar poder es importantísimo para poder demostrar programas y dejar a un lado algunos miedos, creo que el ejemplo del ayuntamiento de Madrid es muy interesante. Una gran coalición de izquierda con un presidente independiente, con el nivel de la actual alcaldesa de Madrid, esto que esta de moda el consultar a las bases, y que parece tan democrático, me suena a quitarse el muerto de arriba, estamos en el nivel de tomar decisiones arriesgadas cosa que parece no pasara.

Deja un comentario