Menú

La Tiradera

Un blog de Enrique Bethencourt

Un Parlamento más plural, proporcional y representativo

Análisis del nuevo modelo electoral que podría entrar en vigor en 2019

 

UN PARLAMENTO MÁS PLURAL

 

  • De haberse instaurado en 2015 hubiesen accedido también a la Cámara canaria tanto Ciudadanos (tres escaños) como Unidos (uno)

 

  • El escaño que se incrementa en Fuerteventura, que pasa de 7 a 8, corrige un desfase demográfico que no previó el Estatuto

 

  • Actualmente, el 17,52% de la población, la de las islas no capitalinas, elige 30 escaños, la misma cantidad que el 82,48% restante

 

  • Los escaños del colegio de restos irían a PP (2), PSOE (2), Podemos (2), CC (1), NC (1) y Ciudadanos (1)

Tras más de 35 años de vigencia de un sistema transitorio parece que, por fin, se puede producir un cambio en el sistema electoral canario establecido en el primer Estatuto de Autonomía de Canarias y endurecido y empeorado, con la elevación de sus barreras electorales, en la reforma del año 1996. No se trata en modo alguno de una revolución y, seguramente, los que han planteado modelos alternativos al actual sentirán que no se colman todas sus aspiraciones. Pero supone, sin duda, un significativo avance. Al disminuir las barreras electorales facilita la pluralidad, evitando escándalos como el de 2015 donde Ciudadanos con más de 54.000 votos no logró representación en la Cámara canaria. Además se mejora modestamente la proporcionalidad. Se gana, en fin, en democracia. Lo trato de detallar en este trabajo, publicado originariamente en el periódico Canarias7.

 

Enrique Bethencourt

El modelo vigente establece un Parlamento de 60 escaños (el Estatuto recoge que “el número de diputados autonómicos no será inferior a cincuenta ni superior a setenta”), en el que Tenerife y Gran Canaria disponen de 15 cada una y el resto se distribuyen como sigue: Lanzarote (8), Fuerteventura (7), La Palma (8), La Gomera (4) y El Hierro (7). Sobre la base de la denominada triple paridad, es decir, que las dos islas capitalinas coincidan en escaños, que sea igual el número de diputados y diputadas de las islas no capitalinas (30) que el de las capitalinas (30) y que también haya coincidencias entre las dos provincias, Las Palmas y Santa Cruz de Tenerife; incluso una cuarta paridad: que las islas no capitalinas occidentales y orientales tengan el mismo peso parlamentario. Actualmente, el 17,52% de la población, la de las islas no capitalinas, elige 30 escaños, la misma cantidad que el 82,48% restante. O, dicho de otra forma, 377.000 habitantes disponen del mismo número de actas que 1.777.000.

Esa distribución convierte a Canarias en la Comunidad más desequilibrada respecto a la proporcionalidad del voto ciudadano. El Hierro, con algo más  de 10.900 habitantes dispone de tres escaños, y Tenerife más de 900.000 y Gran Canaria, con más de 850.000, cuentan con 15 cada una. Por lo tanto,  en la isla del Meridiano corresponde un escaño por cada 3.647 habitantes y en Tenerife uno por cada 61.706.  Una desproporción de uno a casi 17, es decir siete veces más elevada que la que existe entre Barcelona y Lleida (2,25) o cinco que la que se produce entre Álava y Vizcaya (3,49). Si comparamos a La Palma con Gran Canaria es de 5,48. Además, la isla bonita dispone de un diputado más que Fuerteventura pese a tener 34.041 habitantes menos que la isla majorera. Tampoco se tienen en cuenta los cambios demográficos.

Barreras

Además, contamos con las barreras electorales de acceso más altas de España, Europa y el mundo. Mientras que en el resto de las comunidades autónomas optan a tener escaños las formaciones que superen el 3% en unas y el 5% en otra, en nuestra Comunidad disponemos de una doble, del 30% insular o del 6% archipelágico. En las últimas autonómicas, las de 2015, esto castigó a Ciudadanos que, con 54.375 votos y el 5,84% autonómico, se quedó sin representación en el Parlamento de Canarias. Mientras que, con poco más de 5.000, ASG, el grupo de Casimiro Curbelo, obtenía tres escaños.

No fue la primera ocasión en que se producían estos poco democráticos desfases. En 1999, el PIL rozó el 30% insular en Lanzarote y se quedó a unas pocas papeletas de CC, primera fuerza en la isla; y no consiguió representación alguna mientras CC capturaba cuatro escaños. Igual le sucedió a NC en el 2007: 46.000 sufragios en Gran Canaria (11%), y más de 50.000 en el conjunto del Archipiélago, no le sirvieron para acceder a la Cámara canaria.

Como he señalado en otras ocasiones, esas altas barreras y la exclusión de fuerzas políticas con significativo apoyo ciudadano, hacen que una parte importante de los cotos se vayan directamente a la papelera.

Si al final los partidos políticos canarios logran desbloquear la actual situación y sacar adelante la reforma del sistema electoral se avecinan algunos cambios muy democratizadores. En primer lugar con relación a las barreras que se reducirán de los actuales 30% y 6% al 15% insular y, probablemente, al 3% autonómico, aunque en este último asunto el PP ha estado insistiendo en dejarlo en el 5%. Lo que resulta difícil de entender.

Este cambio, de haberse aplicado en 2015, hubiese permitido el acceso de Ciudadanos, que se acercó al 6%, con dos escaños, uno por la circunscripción de Gran Canaria y otro por la de Tenerife; y también de Unidos: el partido de Bravo de Laguna hubiese alcanzado un acta por Gran Canaria. Luego el Parlamento de Canarias sería más plural e irían menos votos (cerca de 85.000) de ciudadanos y ciudadanas del Archipiélago a la papelera.

Asimismo, se trata de corregir la inflexibilidad de la normativa que no tuvo en cuenta posibles modificaciones demográficas. En efecto, nos encontramos ante la paradoja de que Fuerteventura, con 34.000 habitantes más que La Palma dispone de siete diputados frente a los 8 de la isla bonita. Ahora se pretende aumentarle un escaño. Y serían, por tanto, 61 los diputados y diputadas elegidos con las tradicionales circunscripciones insulares.

 

SIMULACION: FUERTEVENTURA EN 2015 CON 8 ESCAÑOS

 

CC 9.824 4.912 3.275  2.456
PSOE 6.103 3.052  2.034  1.526
PP 4.754  2.377  1.585  1.189
PODEMOS 4.264  2.132  1.421  1.066
UNIDOS 2.429 1.215 810 607
NC  2.347  1.174  782  587

Datos: Parlamento de Canarias. Elaboración propia.

 

El nuevo escaño en Fuerteventura hubiese correspondido a CC, con 2.456 votos, mejor cociente que Unidos (2.429) y Nueva Canarias (2.347). Por tanto, la distribución de escaños en la isla sería como sigue: CC (4), PSOE (2), PP (1) y Podemos (1).

Pero la reforma aborda también el asunto de la proporcionalidad. Esta mejoraría, más bien poco, con la famosa lista archipelágica de 10 escaños, y bastante más incrementando directamente el número de escaños de Tenerife y Gran Canaria, pasando a 20 o 22 las islas más pobladas. En aras del acuerdo se ha buscado una fórmula más compleja.

Se trata de establecer un nuevo colegio electoral “de restos”, es decir, donde se contabilizarían los votos que los partidos dejan de traducir en escaños en todas las circunscripciones. Tomando como referencia aquel escalón del cociente de la Ley D´hondt no traducido en actas. Veamos un ejemplo de su aplicación en la circunscripción de Gran Canaria.

 

APLICACIÓN LEY D’HONDT GRAN CANARIA 2015 CON BARRERA CANARIA DEL 3%

 

PP 79.652 39.826 26.551 19.913
NC 72.005 36.003 24.002 18.001
PSOE 68.390 34.195 22.797 17.098
PODEMOS 60.552 33.276 22.184 16.638
CIUDADANOS 24.573 12.286 8.191 6.143
CC 24.392 12.196 8.131 6.098
UNIDOS 23.428 11.714 5.857 3.905

Datos: Parlamento de Canarias. Elaboración propia.

 

Con una barrera del 3% archipelágico, esta sería la distribución de escaños: PP, NC, PSOE y Podemos  tres cada uno, y Ciudadanos, CC y Unidos, uno cada uno. Respecto a lo que ocurrió en 2015, el nuevo modelo quitaría un diputado al PP y otro a NC, que irían a parar a Unidos y Ciudadanos.

 

APLICACIÓN LEY D’HONDT TENERIFE 2015 CON BARRERA CANARIA DEL 3%

 

CC 106.217 53.109 35.406 26.554 21.243 17.703 15.174
PSOE 84.408 42.204 28.136 21.102  16.882  14.068 12.058
PP 67.202 33.601 22.401  16.801  13.440  11.200 9.600
PODEMOS 51.346 25.673  17.115  12.837  10.269  8.558 7.335
CIUDADANOS 23.428 11.714 5.857 3.905 2.929 2.343 1.952
NC 13.220  6.610  4.407  3.305  2.644  2.203 1.889

Datos: Parlamento de Canarias. Elaboración propia.

 

En consecuencia, con el nuevo modelo CC perdería uno en Tenerife que iría a parar a las filas de los de Albert Rivera.

Los restos de cada uno de los partidos en Gran Canaria serían los siguientes: PP, 19.913; NC, 18.001; PSOE, 17.098; Podemos, 16.638; Ciudadanos, 12.286: CC, 12.196, y Unidos, 11.714. Y en Tenerife: CC (17.703), PSOE (16.882), PP (16.801), Podemos (17.115), Ciudadanos (11.714) y NC (13.220).

Estos datos se añaden a los que se produzcan en el resto de las circunscripciones y nos darían el siguiente cuadro del colegio electoral de restos:

 

 

GC FTRA LZTE TFE LP LG EH TOTAL
PSOE 17.098 2.034 3.190 16.882 3.418 973 668 44.263
PP 19.913 2.377 2.971 16.801 2.582 1.219 1.034 46.897
CC 12.196 1.965 2.537 17.703 3.158 1.245 840 39.644
PODEMOS 16.638 2.132 3.358 17.115 2.725 1.039 403 43.410
NC 18.001 2.347 1.894 13.220 1.180 703 392 37.737
CIUDADANOS 12.286 1.436 2.782 11.714 1.830 241 85 30.374
UNIDOS 11.714 2.429 3.300 3.711 21.154

Datos: Parlamento de Canarias. Elaboración propia.

 

A esos globales le aplicamos la ley D´hondt.

PP 46.897 23.449 15.632
PSOE 44.263 22.132 14.754
PODEMOS 43.410 21.705 14.470
CC 39.644 19.822 13.215
NC 37.737 18.869 12.579
CIUDADANOS 30.374 15.187 10.125
UNIDOS 21.154 10.577 7.051

Datos: Parlamento de Canarias. Elaboración propia.

 

Sería, por tanto: PSOE 2, PP 2, Podemos 2 y uno cada uno a CC, NC y Ciudadanos. Esos los atribuimos, en cada partido, al territorio donde tuviera restos mayores.

Por tanto, de esos nueve escaños, con los datos de 2015, cinco irían para Gran Canaria y cuatro para Tenerife, por la debilidad de CC en Gran Canaria y por los mejores resultados en esta islas de NC y Ciudadanos.

De manera que el Parlamento hubiese quedado así: CC 19, PSOE 17, PP 13, Podemos 9, NC 5, Ciudadanos 3, ASG 3 y Unidos 1.

Los partidos más favorecidos por el nuevo sistema, siempre según lo ocurrido en 2015, hubiesen sido el PSOE, que mejora en dos actas, y Podemos, que aumenta otras dos; el menos beneficiado NC, que se queda con los cinco que obtuvo y sería el único que no incrementaría resultados, junto a ASG, pues CC sube uno y PP también. Eso, por supuesto, sin contar a los que entonces no lograron plaza y que accederían al Parlamento con tres escaños (Cs) y uno (Unidos). Pero eso es circunstancial y secundario, lo importante es la mejora democrática.

En definitiva, un Parlamento más plural, que mejora además la proporcionalidad entre los territorios, que no quita escaños a nadie y que mejora, sustancialmente, la calidad democrática de las islas. La propuesta cuenta, de momento, con el apoyo de PSOE, PP, Podemos y Nueva Canarias, que suman 39 escaños en el Parlamento y podría ser bloqueada (se precisan 40, es decir, dos tercios de la Cámara para poder aprobarla) por los 21 votos de CC y ASG. Sería muy positivo que ante este planteamiento de cambio moderado, estas dos formaciones se sumaran, pero parece poco probable. La respuesta definitiva la sabremos en las próximas semanas.

 

 ————–

Del 16,21% al 6,77%, dato homologable a los de otras comunidades autónomas

 

85.000 VOTOS NO HUBIESEN IDO A LA PAPELERA

 

E.B.

 

Uno de los más importantes efectos del propuesto nuevo modelo sería la disminución significativa del número de votos a candidaturas que no se traducen en representación. En los comicios autonómicos celebrados el año 2015 se elevó en nuestra Comunidad a 145.678, es decir al 16,21%. Con la nueva norma que hubiese facilitado la entrada de Ciudadanos y Unidos en la Cámara canaria, la cifra quedaría reducida a 60.864 sufragios y el porcentaje al 6,77%, homologable a lo que sucede en las otras comunidades autónomas.

Los datos canarios en este aspecto, por sus altas barreras, han sido superiores a los de otras comunidades: Euskadi (7,56%) o Navarra (5,84%), con barrera del 3%. Y , asimismo, de las que tienen un 5%, caso de Baleares (8,19%), Galicia (9,6%) o Valencia (10,36%). El record lo tienen las últimas catalanas del pasado 21 de diciembre, con solo un 1,14%, mejorando el ya buen dato de 2015 (3,29%).

 

VOTOS AL PARLAMENTO CANARIO NO TRADUCIDOS EN ESCAÑOS

 

2007 2011 2015 2015 APLICANDO

EL NUEVO MODELO

16,12% 10,60% 16,21% 6,77%

Datos: Parlamento de Canarias. Elaboración propia.

 

Por otra parte, incrementar a 70 también es razonable. Comunidades con una población similar a la de las Islas ofrecen datos parecidos. Así, el País Vasco, con 2,1 millones de habitantes, prácticamente igual que nuestro Archipiélago, tiene 75, mismo número de actas que Galicia con 2,7 millones. Y Extremadura, con poco más de un millón de habitantes tiene 65 escaños o Aragón con 800.000 menos que Canarias cuenta con 67. Castilla y León con una población de 2,4 millones tiene una Cámara con 84 diputados y diputadas.

Respecto a lo que a cada partido le cuesta cada escaño en número de votos, sigue siendo CC la gran favorecida (por el elevado número de escaños que obtiene, en uno u otro modelo, en las islas menos pobladas), igual que en el sistema vigente, y Nueva Canarias la más perjudicada de los partidos que ya cuentan con representación.

 

LO QUE CUESTA EN VOTOS UN ESCAÑO A CADA PARTIDO (CON DATOS ELECCIONES 2015)

MODELO ACTUAL PROPUESTA DE REFORMA
PSOE 12.133 10.706
PP 14.177 13.086
CC 9.277 8.789
PODEMOS 19.006 14.783
NC 18.727 18.727
ASG 1.697 1.697
CIUDADANOS 18.125
UNIDOS 23.428

Datos: Parlamento de Canarias. Elaboración propia.

 

En definitiva, incrementar a 70 escaños es razonable, estatutario, homologable y no supone necesariamente ningún derroche. Y muy valioso si ello implica, si se adoptara esa fórmula, mejorar sensiblemente la representatividad de Tenerife y Gran Canaria, es decir, ganar en democracia. Llegar a 75 escaños sí hubiese implicado cambios en el Estatuto.

—-

Publicado originalmente en CANARIAS7.

-Puede seguirme también en Twitter: @EnriqueBeth

Deja un comentario