Menú

La Tiradera

Un blog de Enrique Bethencourt

Profesores, gandules

 

En la última semana de abril el STEC presentó públicamente su propuesta de ‘año sabático’ para los profesores canarios de las enseñanzas no universitarias. Similar a la que ya existe en Euskadi, Castilla y León, Navarra o Aragón. Es decir, la oportunidad de poder disfrutar de un año fuera de las aulas tras cuatro años previos cobrando el 85% del salario, lo mismo que percibirían en ese año en que permanecerían voluntariamente fuera del sistema.

Dejo para otra ocasión el análisis sobre la bondad o no de la medida, que me plantea algunas dudas.

Quería hablarles aquí de las reacciones a la propuesta en los medios de comunicación. De las que comprobé en el programa de radio en el que participo diariamente. Y, asimismo, en los foros de los distintos periódicos digitales que publicaron la noticia.

Como se pueden imaginar se produjo una avalancha de comentarios. Aunque muy pocos vinculados a la concreta propuesta sindical. Esta solo sirvió para abrir la espita y posibilitar el posicionamiento de una parte de los oyentes y lectores sobre la educación y, especialmente, sobre el conjunto de los enseñantes.

Algunos, los menos, defendiendo la profesión docente y las dificultades que conlleva. Otros, los más, asegurando que se trata de una profesión muy cómoda, plagada de vacaciones, con escasas horas lectivas; y acusando a los docentes de estar muy bien pagados y de ser, en definitiva, unos gandules.

Se puede y se debe ser crítico con los enseñantes (como con los profesionales de la medicina, el periodismo, la fontanería o la informática). Se debe exigir una mejor formación inicial y medios adecuados para la permanente a lo largo de toda su carrera. Se debe evaluar su función por la relevante tarea que desarrollan y por tratarse, además, de empleados públicos. Se deben combatir los conservadurismos corporativistas del café para todos y reconocer el compromiso y el trabajo bien hecho.

Pero infravalorarlos no concuerda con el significativo papel que desarrollan ni con las exigencias que la sociedad plantea a la escuela, obligada no solo a formar sino a prevenir todos los problemas sociales.

Privilegiados

Resulta llamativo ese posicionamiento, no sé si mayoritario, pero al menos muy extendido de que los docentes son unos privilegiados. Y la paralela desconsideración de su tarea, el insuficiente aprecio hacia una de las profesiones que más deberíamos cuidar. Me pregunto cómo ponen a sus hijos e hijas en manos de gente en las que no tienen la menor confianza.

Más contradictorio resulta cuando se enarbolan los dos discursos, el de la necesidad de empoderar más a los enseñantes y el de descalificarlos inmediatamente después. Como si la autoridad en las aulas se pudiera ejercer manu militari y no fuera más importante la auctoritas, la que otorga el prestigio moral y social, el reconocimiento colectivo de “realizar la labor más civilizadora”, como señala el filósofo Fernando Savater en su obra El valor de educar.

Cuando la sociedad, o buena parte de ella, no respeta a sus maestros y maestras, esta actitud tiene consecuencias y confirma una auténtica crisis de valores. Ahora que se habla de alcanzar un gran Pacto por la Educación, que ojalá comience a forjarse tras las elecciones de junio, considero que este debe tener entre sus bases el imprescindible y justo reconocimiento social del papel del profesorado. O nos encaminaremos directamente a una sociedad que solo admira a los paquirrinis y las belenesteban de turno.

—-Puede seguirme también en Twitter: @EnriqueBeth

Mercedes Sosa, en un tema que rinde homenaje a una maestra.

https://www.youtube.com/watch?v=bXFy0h7K15Q

Elecciones: lo importante es quedar segundo

 

Salvo sorprendente milagro de última hora nos acercamos a una nueva cita con las urnas el próximo 26 de junio. Incluso, sin pudor, la denominan la “segunda vuelta” de los comicios de diciembre. La primera, la verdad, ha servido de bien poco, salvo para el espectáculo mediático; y, eso sí, para aprobar una serie de propuestas sociales progresistas en el Congreso de los Diputados que no podrán ser aplicadas por la finalización de la más corta de las legislaturas.

Todos se preparan ahora para colocarse lo mejor posible en la parrilla de salida y para, al menos, mantener lo que consiguieron en diciembre. Los sondeos plantean distintos escenarios en los que los partidos que parecen más beneficiados serían Ciudadanos e IU.

Con incrementos insuficientes para alcanzar un Gobierno de izquierdas en el caso de la formación de Garzón. Y con números, en el caso de la organización naranja, que podrían ayudar a la consolidación de una amplia mayoría con el PP, que pese a todos sus desmanes de ayer y hoy -en Madrid, Valencia, Granada o Panamá- resiste, y seguiría siendo la fuerza más votada y con mayor número de escaños.

Pobreza

Es decir, se abren las puertas a otra etapa de ejecutivos de derechas, con lo que eso supone para los servicios públicos y para la manera en que se afrontan los problemas de pobreza y las profundas desigualdades. Como hemos comprobado estos cuatro años, más prórroga, con sus injustas recetas contra la crisis económica que han incrementado exponencialmente la desigualdad social.

Mientras tanto los plurales y muy distanciados partidos de izquierdas se encuentran sumidos en la fundamental lucha para determinar quién quedará segundo y a quién le tocará, como consolación, recibir el bronce. Si habrá o no sorpasso, si el líder de la oposición se llamará Pedro o Pablo.

Como sabemos esto es lo esencial para los ciudadanos y las ciudadanas; y, sobre todo, para los que aspiramos a una sociedad más justa, con mayores niveles de equidad, con mejor reparto de la riqueza. No deberíamos pensar en otra cosa.

Austeridad

En segundo plano queda, es razonable, que se continúen reproduciendo las políticas de recortes y austeridad, que la educación y la sanidad se desangren, que la dependencia sufra continuas agresiones, que millones de personas sobrevivan sin percibir ingreso alguno, que las libertades languidezcan o que los medios de comunicación públicos sean pura propaganda gubernamental.

Lo importante, no cabe duda, es saber si PSOE o Podemos, Podemos o PSOE, serán los encargados de constituirse en muy leal oposición a las políticas de Rajoy y los suyos.

El 26 de junio por la noche veremos a parados de larga duración y corta esperanza sonriendo por el sorpasso o a dependientes maltratados y desahuciados de todo tipo brindando porque el PSOE mantuvo bien el tipo. “Los superamos, por fin los superamos”, dirán unos. “Resistimos, no pudieron con nosotros”, exclamarán los otros.

Y esa victoria parcial, de unas izquierdas sobre otras, tendrá nulo efecto en las políticas que se aplicarán y, sobre todo, en la vida de la gente y en el sufrimiento de quienes peor lo pasan.

Lo importante en las elecciones de junio, lo verdaderamente importante, es quién quedará segundo. Como en la vieja canción de Silvio: “Ay de estos días terribles/ay del nombre que lleven/ay de cuanto se marche/ay de cuanto se quede”. Terribles, sí. Y, probablemente, inevitables.

——–Puede seguirme también en Twitter: @EnriqueBeth

‘En estos días’

https://www.youtube.com/watch?v=ahdIKf0eSuE

 

Cabras, estamos apañadas

La polémica que se ha montado en Gran Canaria por la eliminación de cabras salvajes por parte del Cabildo es completamente artificial e interesada. Por diversas razones. Por el enorme daño que las mismas hacen a la flora, las especies endémicas y el suelo. Por el hecho de que en todo el mundo se realicen las mismas prácticas para evitar graves problemas de deforestación. Y porque algunos de los defensores de los animalitos no muestran el mismo interés, lamentablemente, con personas de distinta cultura o procedencia.

Se trata de animales que se han escapado o que han sido abandonados por sus irresponsables dueños. Y que habitan en zonas de gran valor medioambiental.

Al respecto es muy interesante el documento ‘Informe preliminar sobre la situación del ganado asilvestrado en la Red Natura 2000 en Canarias’ del que es autor el biólogo de la Universidad de La Laguna Juan Carlos Rando, y publicado por la Consejería de Educación, Universidades y Sostenibilidad en 2014.

En él se destaca que el estudio realizado, entre 1981 y 1985, en los pinares de Inagua, Ojeda y Pajonales “detectó depredación sobre 24 especies vegetales (14 de ellas endémicas de Gran Canaria, 4 de Canarias y 2 de la Macaronesia)”. Entonces había apenas una veintena de cabras cimarronas, cifra que se ha multiplicado por diez.

Extinción

Entre las consecuencias de su presencia, el informe señala las siguientes:

  • Han alcanzado tal magnitud provocando disminución del área de distribución de muchas especies de flora endémica, dejando algunas al borde de la extinción.
  • Retrasan la recuperación del sotobosque (área del bosque que crece más cerca del suelo por debajo del dosel vegetal) afectado por el incendio de 2007, a causa del forraje ejercido por las cabras sobre las plántulas.
  • Aumentan, por tanto, el tiempo de exposición de los suelos al efecto de los procesos erosivos.
  • Además, la ausencia del sotobosque afecta negativamente a especies como el pinzón azul.

En el documento se afirma, igualmente, que la cabra es uno de los mamíferos invasores más peligrosos para los ecosistemas insulares; y que, por eso, han sido erradicadas de más de 120 islas en el mundo.

Por ello, y como recuerda José María Fernández Palacios, catedrático de Ecología de la Universidad de La Laguna, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza incluye a las cabras entre las cien especies invasoras del mundo; y el Atlas de la flora amenazada de España las califica como “amenaza botánica”. Palacios asegura que “las cabras asilvestradas se están comiendo literalmente la biodiversidad vegetal de Canarias”.

Ante eso cabe mirar para otro lado o actuar. Y eso último, asumiendo riesgos y críticas, es lo que ha hecho el Cabildo de Gran Canaria.

No es la única institución que así lo lleva a cabo. La Comunidad de Madrid estima sacrificar a 2.500 ejemplares en los próximos cinco años. En Ibiza, concretamente en el islote Es Vedrà, hacen lo mismo estos días con unos cuarenta ejemplares. Lo mismo sucede en paraísos naturales como Galápagos; en las islas de Isabela y Santiago ya se las ha eliminado, evitando el daño que hacen a la reproducción de aves marinas.

Cacería

Los métodos más utilizados son la cacería desde helicópteros o en tierra. A lo que se suma el método de la cabra judas, es decir, una cabra dotada con sensores que permite a los técnicos medioambientales localizar las manadas de cabras asilvestradas.

No hay color político en estas actuaciones. En Madrid lo hace el PP. En Baleares, el PSOE y Podemos. Y en Canarias el tripartito progresista del Cabildo de Gran Canaria. Como señala Fernández Palacios, los ejemplares que se cogen mediante apañadas son insuficientes y hay que utilizar todos los medios, también las armas de fuego, para su erradicación.

Me gustaría, no sé si es mucho pedir, que algunos de los que enarbolan la pancarta, de los que se ponen en primera fila de la protesta, tengan la misma sensibilidad con las personas que con las cabras. Lo digo por quien asegura que los preservativos son abominables y fomentan “el aquí te trinco, aquí te follo”, despotrican de los homosexuales o consideran que los inmigrantes son los responsables de la inseguridad, el miedo y la extensión de enfermedades.

Ha tenido más reflejo en muchos medios de comunicación las opiniones de este señor sobre el asunto, escasamente argumentadas, que las que mantiene la comunidad científica (*), aquí y en el resto del mundo.

Las cabras no son el único peligro, sin duda.

—-Puede seguirme también en Twitter: @EnriqueBeth

El ejemplo de Galápagos:

https://www.youtube.com/watch?v=-JOTktI1Nsg

(*) ANEXO: (La Provincia)

MEDIO CENTENAR DE EXPERTOS APOYAN EL SACRIFICIO DE LAS CABRAS ASILVESTRADAS

Alertan del riesgo de las especies invasoras para la flora y fauna de las Islas

  1. M. N. 12.04.2016 | 13:19

Medio centenar de científicos, técnicos y expertos en Medio Ambiente han emitido hoy martes un manifiesto en defensa de la riqueza natural de Canarias en el que respaldan el sacrificio de las cabras asilvestradas mediante disparos de escopeta cuando no se puedan eliminar por otros métodos.Los firmantes del escrito apoyan la actuación del Cabildo de Gran Canaria y alertan de los riesgos de las especies invasoras en la flora y fauna de las Islas.

El texto del manifiesto señala: “Canarias está entre las 15 regiones del mundo con mayor biodiversidad. Tenemos en las islas unos 600 endemismos, esto es, seres vivos que no se encuentran en otro lugar del mundo. En torno al 30% de las especies vegetales y animales de Canarias son endémicas, lo que supone que las islas concentran más de la mitad de la biodiversidad endémica de toda España”.

“Pero todo este enorme patrimonio natural, que es de todos, está en riesgo. Múltiples son los factores que lo ponen en peligro (el cambio climático, la deforestación con la consiguiente erosión, etc.), pero las especies exóticas invasoras (tanto vegetales como animales) son uno de los factores que está teniendo mayor impacto. Por todos es conocido el rabo de gato, sin ir más lejos, y los problemas que origina. También ha habido que actuar contra la culebra californiana, introducida de manera ilegal, que estaba y está poniendo en serio riesgo a muchas especies autóctonas de Gran Canaria”.

“Las cabras asilvestradas tampoco son un problema menor. La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN en sus siglas en inglés), concretamente su grupo de especies invasoras ” Invasive Species Specialist Group (ISSG)”, las ha incluido entre las cien especies invasoras más peligrosas del mundo. Su impacto sobre la vegetación ha sido sobradamente estudiado por múltiples autores. Por supuesto, el ganado controlado tiene un efecto muy positivo y cumple un papel fundamental en la gestión sostenible del paisaje rural, pero eso nada tiene que ver con los ejemplares de cabras asilvestradas, procedentes en su mayoría de sueltas incontroladas”.

Las cabras asilvestradas se están comiendo literalmente la biodiversidad vegetal de Canarias y están poniendo en serio riesgo una parte de la estrategia de reforestación emprendida por las diversas instituciones. Muchas instituciones no han actuado por miedo a las consecuencias sociales y el efecto en la opinión pública, pero es necesario que asuman su responsabilidad y actúen como está haciendo actualmente el Cabildo de Gran Canaria”.

Para acabar con este grave problema hay que utilizar todas las soluciones que tenemos a nuestro alcance. Eso implica: el control del ganado para evitar sueltas incontroladas, capturas de ejemplares vivos mediante la técnica conocida como apañada y también, desgraciadamente, abatirlas con armas de fuego cuando todas las demás medidas se muestran insuficientes, tal y como se hace en muchísimas islas de todo el mundo para tratar de conservar la biodiversidad nativa. El problema ha alcanzado tal envergadura por la inacción de tantos años que el número de ejemplares, unido a la accidentada orografía de algunos lugares nuestras islas y a la rapidez con la que se reproducen, hacen imposible su control mediante apañadas u otros métodos de captura.

Los problemas medioambientales son complejos y en muchas ocasiones obligan a tomar decisiones difíciles. Pero todos, y en especial las administraciones públicas, tenemos la responsabilidad de cuidar por la conservación de una riqueza natural única en el mundo, que además está en la base de nuestro bienestar. No podemos permitir que algunas de las zonas de mayor biodiversidad de la isla estén en riesgo por un problema que está en nuestras manos solucionar. Defendamos nuestra riqueza natural.”

Firmantes:
1. Wolfredo Wilpret. Catedrático emérito de Botánica de la Universidad de la Laguna (ULL). Premio Canarias de Investigación 2011
2. Carmelo León Gonzalez , catedrático de Economía de Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC), director Cátedra UNESCO de planificación turística y desarrollo turístico
3. Pedro Sosa. Catedrático de Botánica de la ULPGC
4. Juli Caujapé. Director del Jardín Botánico Canario Viera y Clavijo. Unidad Asociada al CSIC.
5. Ezequiel Guerra. Profesor Titular de Geografía de la ULPGC
6. Manuel Nogales. Doctor en Biología. Investigador asesor del CSIC
7. Asunción Delgado. Bióloga y Parlamentaria autonómica.
8. Jose María Fernández Palacios. Catedrático de Ecología de la ULL
9. Eugenio Reyes. Activista ecologista y educador ambiental
10. Rafael Hernández. Presidente de la Coordinadora de Organizaciones Agrícolas y Ganaderas de Canarias, COAG-Canarias
11. Matías González. Profesor de Economía de la ULPGC y Cátedra UNESCO de Planificación Turística y Desarrollo Sostenible
12. Carlos Guitián. Profesor de Geografía de la ULPGC
13. Luis Sánchez. Ingeniero Técnico Agrícola y activista ecologista.
14. Julio Cuenca. Arqueólogo.
15. Mariano Hernández Ferrer. Catedrático de Genética de la ULL
16. Fernando Sabaté. Profesor Titular de Geografía de la ULL
17. Marcos Salas. Botánico, investigador y divulgador científico, autor del blog Especies invasoras.
18. José de León. Doctor en Historia, Arqueólogo y activista ecologista
19. Javier Díaz Reixa. Abogado ambientalista
20. Gilberto Martel Rodríguez. Investigador del Instituto Tecnológico de Canarias (ITC) y activista ecologista
21. Alfredo Valido Amador. Doctor en Biología. Investigador del CSIC
22. Juan Luis Rodríguez Luengo. Doctor en Biología. Servicio de Biodiversidad. Gobierno de Canarias.
23. Aurelio Martín. Profesor Titular de Zoología de la ULL. Asesor científico del Life Rabiche
24. Gorgonio Díaz Reyes. Técnico del Servicio de Biodiversidad del Gobierno de Canarias
25. Aarón González Castro. Doctor en Biología. Investigador del Life Rabiche.
26. Félix Manuel Medina Hijazo. Biólogo del Servicio de Medio Ambiente. Cabildo de La Palma.
27. Alejandro Suárez Pérez. Veterinario y miembro del equipo del Proyecto Life Rabiche
28. Juan Carlos Illera Cobo. Profesor de Ecología de la Universidad de Oviedo
29. Gonzalo Albaladejo. Biólogo especialista en investigación de fauna endémica.
30. Juana María González Mancebo. Profesora Titular del Departamento de Botánica, Ecología y Fisiología Vegetal de la ULL.
31. Victoria Eugenia Martín Osorio. Profesora Titular de la ULL
32. Juan Carlos Rando. Biólogo. Profesional independiente
33. José Guillén. Arqueólogo y activista ecologista
34. Marifé Rivero. Bióloga y activista ecologista
35. Juan Francisco Navarro. Arqueólogo. Profesor de la ULL
36. Alejandro Padrón. Biólogo y consultor ambiental
37. José García Casanova. Doctor en Biología
38. Marco A. Moreno. Arqueólogo
39. Jorge Alfredo Reyes Betancort. Director de la Unidad Aplicada del Instituto Canario de Investigaciones Agrarias
40. Marian Martínez Izquierdo. Consultora ambiental.
41. Agustín Naranjo Cigala. Departamento de Geografía, especialista en biografía
42. Alejandro Melián. Consultor y educador ambiental.
43. Octavio Trujillo Ramírez. Biólogo. Profesor de instituto.
44. Loreto Reyes. Bióloga y profesora jubilada de EEMM
45. Felipe Siverio, del Grupo de Ornitología e Historia Natural de las islas Canarias.
46. Beneharo Rodríguez miembro del Grupo de Ornitología e Historia Natural de las Islas Canarias.

 

Un país de derechas

 

“La falta de acuerdo entre las izquierdas abre las puertas a una etapa de más políticas conservadoras, de recortes y pérdida de derechos”. Es un tuit que lancé el pasado 8 de abril, decepcionante viernes político. La ruptura exprés –no pasó de las tres horas de presunto diálogo- de la mesa de negociaciones entre Ciudadanos, Podemos y PSOE no augura precisamente mejores tiempos para la lírica. Más bien todo lo contrario.

Poco después, abiertamente o en DM, en respuesta al tuit algunas personas me hicieron llegar sus dudas sobre el carácter de izquierdas del PSOE; alguno de ellos, de manera muy rotunda, al colocar a los socialistas, sin matices, en el bando de la derecha.

Es posible que sea así. Lo que llevaría a algunas reflexiones, preguntas e imprescindibles explicaciones.

¿Qué interés había, entonces, en pactar con un partido de derechas? ¿Para transformarlo?

¿O solo se planteó por ser los menos malos, los más moderados, de las tres grandes derechas españolas?

Y en el lado contrario, ¿por qué ese empeño en que, por pasiva o por activa, votando o absteniéndose, apoyaran el Gobierno de cambio, plural y progresista DiL o PNV, derechas periféricas, que no suelen precisamente entonar con mucho acierto La Internacional?

Amplia mayoría

Además, si se confirmara que el PSOE es lisa y llanamente un partido de derechas, nos llevaría a concluir que estas, las derechas, son ampliamente mayoritarias en el Congreso.

Se situarían en ese ámbito ideológico en torno al 70% de los votantes del pasado 20D y nada menos que 267 de los 350 diputados y diputadas, es decir, un 76% de la Cámara.

Si fuera así, si tres cuartas partes de la representación de la soberanía popular corresponde a la derecha, lo lógico es que, como demócratas, respetuosos con lo que piensan mayoritariamente ciudadanos y ciudadanas, entendamos que sean estas, las derechas, las que gobiernen y apliquen sus programas.

Aunque nos disgusten profundamente y creamos que se trata de políticas erradas y que dañan a la mayoría social que, paradójicamente, las apoya en las urnas de forma casi abrumadora.

En consecuencia, la izquierda tendría que dedicar sus esfuerzos a movilizarse, a recomponerse, a reinventarse y a tratar de ampliar su influencia social y política. Y no a pretender gobernar con tan escuálido apoyo de la gente, en el mejor de los casos 75-80 escaños en el Congreso; y casi testimonial presencia en el Senado, 23 de los 208 que se eligieron en diciembre, a los que habría que sumar los que representan a las comunidades autónomas. Y que dejaría la cosa en 31 de 266, es decir, el 12%.

Legítimo

Claro que las cosas son mucho más complejas. Que existen izquierdas. Más o menos moderadas, más o menos radicales, más o menos nacionalistas, más o menos estatalistas, más o menos viejas. Y que, por cierto, la mayoría de la población, según reiterados estudios sociológicos, se sitúa en la izquierda moderada.

Resulta legítimo intentar cambiar esa situación y ganar más adeptos hacia unas izquierdas más transformadoras y menos timoratas. Aunque no parece una tarea sencilla si, tras una prolongada crisis e injustas respuestas a la misma, tenemos la representación que tenemos.

Mientras tanto, al margen de las definiciones, las irresolubles diferencias entre las izquierdas abogan a que si hay elecciones este verano las derechas más derechas, PP y Ciudadanos, puedan gozar de una suficiente mayoría en las cámaras. A eso apuntan numerosos sondeos, por el incremento de la abstención y la mayor fidelidad de los votantes conservadores, entre otros factores.

Termino con mi otro tuit de tan desazonador viernes: Seguirá la LOMCE y otras leyes retrógradas. No se paliará la pobreza y exclusión social. Y, probablemente, el PP ganará en junio. Menudo éxito”.

Son las cosas que ocurren en un país de derechas. ¿O no?

—-Puede seguirme también en Twitter: @EnriqueBeth

Taburiente: ‘A la Caldera’

https://www.youtube.com/watch?v=iZOMmzuj2JU

El ‘caso Bódalo’ y la (ausente) mesura

 

El tratamiento mediático y político del reciente encarcelamiento de Andrés Bódalo, concejal en el ayuntamiento de Jaén y dirigente de Podemos (fue el número 1 en su plancha provincial a las generales y no logró escaño por apenas 1.000 votos), constituye una muestra de la falta de mesura y del hooliganismo tan común en estos tiempos.

O ángel o demonio, o singular libertador de la clase obrera o un peligro público de primer nivel, o ejemplo a seguir por los que quieren cambiar las cosas o modelo a desterrar, si es posible con una condena mucho más larga; “que se pudra en la cárcel”, dicen algunos en Twitter.

No hay término medio.

Tras leer artículos y tuit de todo tipo y hablar con gente diversa de Podemos, algunos discrepantes de la línea oficial del partido sobre el tema (la manifestada por Teresa Rodríguez o Pablo Iglesias), considero que en este asunto ha faltado reflexión y mesura; y, por tanto, justicia.

Rechazo la condena, en mi opinión completamente excesiva (tres años y medio de prisión), por más que Bódalo fuera reincidente en sus comportamientos violentos contra bienes y, especialmente, contra personas. Entre ellos, Juan Ibarra, un concejal socialista de la localidad jiennense de Jódar, víctima de sus piñas; esta última agresión, sumada a sus antecedentes y condenas previas, es la que le ha llevado a la cárcel.

Entiendo que era más pertinente condenarlo a cumplir algún tipo de trabajo social y ofrecerle ayuda especializada para que canalice adecuadamente sus impulsos primarios. Sus salidas de banco no son buenas para la sociedad ni para él. Tampoco para la marca política que representa y cuyas ideas y programas no incluyen la defensa de las mismas a tortazo limpio.

Loas

Y, en la otra banda, me parecen desmesuradas las loas al camarada Bódalo, considerándolo poco menos que la reencarnación de Miguel Hernández –una solemne tontería que desprestigia a quien la formuló- o el mejor ejemplo de luchador por las causas más justas, por la defensa de los más débiles.

Hay mucha gente que ha dedicado su vida a los trabajadores y trabajadoras, a la causa de los más pobres, sin recurrir al matonismo, sin destrozar una heladería o dar una paliza a concejales como Juan Ibarra; por cierto, víctima en la que nadie repara ni a la que nadie pide perdón, algo verdaderamente lamentable.

En fin, Andrés Bódalo ha protagonizado unos hechos, poco edificantes, de los que jamás se ha arrepentido.

Pretender seguir dirigiendo su concejalía desde la cárcel, como pretende Bódalo, no me parece en modo alguno adecuado. Ni por cuestiones éticas (no fue condenado por mal aparcamiento sino, precisamente, por pegar a otro concejal, a otro electo, a otro representante de los ciudadanos y ciudadanas) ni por consideraciones prácticas.

Héroes

Concluyo. Violentos los hay en todas partes. En todas las esferas de la sociedad. En la derecha y en la izquierda. En las escuelas y en los cuarteles. En las familias y en las calles. Considero que, eso sí, no se trata en ningún caso de justificarlos. Menos aún, el pretender elevarlos a la categoría de héroes.

Sería mucho mejor, más constructivo, en este y casos similares, ayudarles a superar su problema. A ser respetuosos con los demás. Y a no tratar de resolver los conflictos a puñetazos.

Creo, en definitiva, que Bódalo debe ser excarcelado y cumplir, en todo caso, algún tipo de tarea a la comunidad. Pero creo, también, que los que lo aprecian deberían realizar un esfuerzo para que no vuelva a reincidir en sus irascibles conductas. Podrían aconsejarle, por ejemplo, que comenzara su cambio con el saludable ejercicio de pedir sincero perdón a sus víctimas.

—-Puede seguirme también en Twitter: @EnriqueBeth

¿Déficit? Pobres pero cumplidores

Canarias, su Gobierno y los partidos que le apoyan están muy satisfechos por su estricto cumplimiento del déficit en 2015. En ese ejercicio el máximo autorizado para las comunidades autónomas era del 0,7% y la Comunidad Canaria se quedó en el 0,54%. Es decir, nos ‘sobraron’ 0,16 puntos porcentuales que no quisimos o no supimos utilizar en nuestros presupuestos. Nada, una minucia, casi 60 millones de euros.

Lo que muchos aplauden como un presunto éxito, a mí me parece algo de lo que avergonzarse.

Si eso lo hiciera Euskadi o Navarra, con la mitad de porcentaje de desempleados que Canarias y una economía mucho más equilibrada, resultaría casi chulesco; pensaríamos que andan muy sobrados estos ricos. Por cierto, el País Vasco apuró hasta el 0,69%.

Desempleo

Que lo haga Canarias, con un 26,75% de desempleo, 50.000 hogares sin ingresos y un tercio de pobreza infantil, con escandalosas listas de espera sanitarias y 16.000 dependientes sin atender, es una grave irresponsabilidad y una carencia absoluta de sensibilidad social.

Y, desde luego, nada de lo que sentirse orgulloso.

La cosa resulta más grave aún cuando no se trata de una novedad, sino de una práctica habitual de los dirigentes políticos de los últimos años. Los ejecutivos canarios siempre se colocaron generosamente por debajo de los límites de déficit.

Líderes en desempleo pero cumplidores. Pobres pero cumplidores. A la cola en dependencia, pero cumplidores. Con la sanidad peor valorada, pero cumplidores. Con servicios sociales irrelevantes, pero cumplidores, siempre cumplidores.

De esta manera, se dejaron de gastar 280 millones de euros entre 2012 y 2014. Si sumamos los 60 de 2015 se superan ya los 340 millones. No les voy a contar qué capacidad de impacto tendrían esas cantidades en nuestros servicios públicos, en la adopción de medidas contra la pobreza y la exclusión social o en facilitar el acceso a la vivienda a tantos frustrados demandantes de un techo donde cobijarse. Pero, ya saben, lo relevante es ser los más cumplidores.

Aplauso

Lejos del aplauso por seguir siendo los campeones en el cumplimiento del déficit, deberíamos sentir un profundo bochorno por la falta de aprovechamiento de recursos en una de las comunidades más pobres y con más desigualdades sociales del Estado español.

En definitiva, nuestro Gobierno, puesto a elegir, prefiere incumplir con la gente y sus más básicas necesidades. Sin duda, vamos ‘sobrados’, no de recursos públicos, eso no, pero sí de políticas de derechas, de insensibilidad ante el sufrimiento y de incapacidad de afrontar las verdaderas prioridades de la gente. En eso sí que somos, por desgracia, campeones.

——–Puede seguirme también en Twitter: @EnriqueBeth

‘Menos mal que existen’, de Silvio Rodríguez, versión de Daniel Viglietti 

https://www.youtube.com/watch?v=bRyJBRTDmhc

CIS: Podemos, amplia mayoría autonomista

En Podemos hay una amplia mayoría autonomista. Al menos entre sus votantes, si hacemos caso al último sondeo del CIS. Aunque también los hay centralistas: un 12,5% de los mismos defiende un Estado con un único Gobierno central sin autonomías y un 9% apuesta por recortar el poder autonómico. Mientras la mayoría, un 38%, prefiere dejar las cosas como están y un 20% aspira a que las comunidades tengan más autonomía que actualmente. Por su parte, otro 12,5% quiere que se reconozca a las comunidades la posibilidad de convertirse en estados independientes.

En su conjunto están por encima de la media española en los deseos de mayor autonomía (14,6%) y tienen poca diferencia con esta, menos de dos puntos, en relación al derecho a independizarse (12,5% frente al 10,6% de media global).

La situación cambia, evidentemente, cuando se pregunta a los votantes de las confluencias en Comunidad de Valencia, Cataluña y Galicia.

En el caso de Compromís-Podemos, un 21,2% aspira a ampliar el marco autonómico y un 15,2% a poder conformar estados independientes. Cifras mucho más elevadas se dan entre los de En Comú-Podem: un 44,9% de los votantes de la marca catalana plantea una mayor autonomía y un 36,7% apuesta por la posibilidad de independizarse. Respecto a En Marea, el incremento del autogobierno es apoyado por el 29,3% y el reconocimiento del derecho a la independencia por el 12,2%.

FÓRMULAS DE ORGANIZACIÓN TERRITORIAL DEL ESTADO (Fuente CIS, enero 2016)

Podemos En Comú

Podem

Compromís-

Podemos

En

Marea

Estado

centralizado

12,5 5,1 10,6 2,4
Menos autonomía 9,0 2,0 16,7 4,9
Igual autonomía 38,0 8,2 30,3 46,3
Más autonomía 20,0 44,9 21,2 29,3
Derecho a Estado

independiente

12,5 36,7 15,2 12,2
NS/NC 7,9 3 6,1 4,9

Son, por tanto, mayoritarios los planteamientos de defensa de ampliación del espacio de poder autonómico y minoritarios, incluso en Cataluña, los votantes de la organización morada, y los partidos que confluyen con esta, que plantean el derecho a la independencia del Estado.

En cuanto al sentimiento identitario, las posiciones más identificadas con los nacionalismos periféricos (se sienten más de la comunidad autónoma que españoles o solo españoles) suman entre los votantes de Podemos un 14,9%, por debajo de la media estatal (18,3%).

Circunstancia que cambia, evidentemente, en las confluencias. El mayor sentimiento identitario autonómico alcanza en Compromís-Podem el 18,1%, entre los de En Comú Podem asciende hasta el 38,8% y en las mareas gallegas se queda en un 31,7%.

Muy por detrás, en cualquier caso, de los partidos que expresan un mayor sentimiento nacionalista: ERC (89,8%) y DIL-CDC (90,7%). Sus votantes son los que más apuestan por la independencia, un 88,1% en el caso de los republicanos de izquierda y un 79,1% en el partido del president Puigdemont.

Corrupción

Una curiosidad del CIS. Los votantes que más colocan a la corrupción y al fraude como primer problema de España son, por este orden, los de ERC (32,2%), En Comú Podem (25,5%), Podemos (18,4%) e IU-UP (16,5%). A los que menos preocupa son a los del PSOE (10,3%) y PP (9,5%), por debajo de la media española (14,5%).

Cuando se les plantea la misma pregunta con posibilidad de expresarse sobre los tres principales problemas (respuestas múltiples)  son nuevamente los del PP los menos preocupados por la corrupción (31,2%), seguido por los votantes del partido del ex presidente Mas (30,2%), ambos por debajo de la media global (39,2%).

—–Puede seguirme también en Twitter: @EnriqueBeth

Gobierno de lo posible o imposible Gobierno

El socialista Pedro Sánchez tiene en estos momentos una tarea muy difícil: sacar adelante un Gobierno de progreso que ponga fin a cuatro años de políticas de austeridad, de políticas de recorte de lo público, de políticas anti personas. Su gesto de aceptar el reto muestra su audacia y sus convicciones. Pero éstas no bastan a la hora de superar el duro camino para tratar de llegar a La Moncloa.

Encontrará obstáculos dentro de su propio y veterano partido, donde los sectores más conservadores, con mando o no en las comunidades autónomas, ya han manifestado sus preferencias de un entendimiento, por acción u omisión, con el PP. Su gran aliado en este ámbito pueden ser las bases socialistas.

Y, también, no será un camino de rosas su relación con su posible y principal socio a la izquierda, Pablo Iglesias, que ha mostrado numerosos desplantes en las semanas previas, desde escenificar mediáticamente la composición de buena parte del futuro Ejecutivo a ataques directos o falta de consideración al candidato socialista.

La negociación y el posible acuerdo van a suponer costes para las dos formaciones que se reclaman del espacio progresista. La aproximación entre ambas no la entenderán ni defenderán los sectores más conservadores del PSOE, militantes o votantes. Pero tampoco los más radicales en las filas de Podemos.

El programa que pueda articularse no será, no puede ser, el de máximos de ninguna de las organizaciones. Y tendrá que ser hilado con prudencia y finamente para dar satisfacción, no a los intereses partidarios y/o electorales, sino a las acuciantes necesidades de la sociedad en materia de lucha contra el paro, superación de los actuales abismos sociales, prestaciones sociales o pensiones.

Revolucionario/reformista

Y no será un programa revolucionario, sino reformista. Pero puede ser un programa de reformas que apueste por el empleo y contra la pobreza. Que cambie nuestra injusta fiscalidad, que beneficia a los que más tienen. Que trate de recuperar lo perdido por los servicios públicos en estos años de profundos recortes. Que transparente la acción institucional y luche denodadamente contra la corrupción. Que avance hacia un sistema electoral más proporcional que el actual.

Estas tres próximas semanas seremos testigos de un proceso muy novedoso en el Estado español, que exige a la izquierda altura de miras y generosidad. Un proceso de diálogo y negociación que nos llevará a un Gobierno de lo posible o a la frustración colectiva de un Gobierno imposible que abra las puertas a nuevas elecciones; y a la continuidad de la derecha, of course.

—-Puede seguirme también en Twitter: @EnriqueBeth

Vamos a andar, Silvio Rodríguez

Refundación/Resignación del nacionalismo canario

Observo en el último mes distintas reflexiones sobre la situación del nacionalismo canario o, al menos, de parte de él. Artículos de opinión, entrevistas en prensa o declaraciones radiofónicas sobre la crisis del nacionalismo y la necesidad o no de su refundación.

Muchas de esas reflexiones abiertas tienen su origen en una lectura de los resultados de CC en las recientes elecciones generales, que confirman el retroceso significativo de los pasados comicios autonómicos. Y, consecuentemente, en la búsqueda de salidas que, al menos, corten la hemorragia en votos que padece.

El primer problema es justamente que se aborde el asunto solo por razones electorales, por legítimas que sean. Algo está ocurriendo en las Islas cuando el sentimiento nacionalista ha retrocedido entre los años 2001 y 2015 unos quince puntos; bajando en seis puntos porcentuales los que se consideran solo canarios y reduciéndose en nueve los que afirman ser más canarios que españoles.

Habría que analizar muy finamente si lo uno alimenta a lo otro y viceversa. Es decir si la disminución del nacionalismo como sentimiento retrae las expectativas electorales. O si las prácticas políticas también han hecho rebajar el sentimiento nacional canario.

No se trata solo de agitar banderas y erigirse en “la voz de”, sino de dar respuesta a los graves problemas de la gente en una comunidad con el 28% de paro y altos niveles de pobreza.

Rejuvenecer

Las recetas simples, tan de moda en estos tiempos, de regenerar por la vía del cambio de caras y el rejuvenecimiento no parece que funcionen. Las autonómicas son una muestra de ello. CC presentó un candidato joven, sin experiencia parlamentaria ni en la política más allá del ayuntamiento de La Laguna, y a la vista están los resultados. En el Cabildo de Tenerife sucedió exactamente lo mismo, con un significativo retroceso pese a la juventud del cabeza de lista.

La reiteración de datos electorales catastróficos en la propia Aguere (desde las europeas a las recientes generales, pasando por las municipales), en la que sus últimos alcaldes han sido Ana Oramas y Fernando Clavijo, debiera dar que pensar.

Y no solo es La Laguna. Los resultados de aquellos comicios y los más recientes del 20D confirman, además, fuertes pérdidas de votos en territorios donde antes eran hegemónicos en las locales y en los que resistían dignamente en las generales.

El nacionalismo tiene dos grandes representantes en Canarias: CC y NC. La primera apenas existe en Gran Canaria y la segunda tampoco en Tenerife. CC redujo su peso en las autonómicas del 2015 en más de 57.000 sufragios respecto a 2011, perdiendo el 26% de las papeletas. Mientras, NC subió en 11.486 votos (un crecimiento del 13,98%) y logró entrar en territorios en los que no tenia representación, caso de La Gomera y El Hierro. El conjunto del espacio nacionalista perdió, por tanto, unas 45.000 papeletas.

Luego está SSP, con un componente nacionalista o canarista muy fuerte en una parte significativa de la organización, pero que se encuentra limitada por su singular fusión con Podemos. Y en el espacio independentista, el desierto de siempre.

Autonomista

¿Qué nacionalismo se precisa en Canarias? Considero que debe ser un nacionalismo urbano, moderno, acogedor, social, medioambiental, democratizador, participativo, impulsor de la igualdad, europeísta, abierto al mundo, mestizo y autonomista radical.

Por eso no valen los maquillajes, las presuntas refundaciones o las promesas de escuchar más a la gente, cuando se sigue percibiendo en CC una organización puesta al servicio de los más poderosos, de los grandes empresarios, de los especuladores. Una minoría, por cierto, de la sociedad canaria, una de las más injustas, de las más desiguales, de las que peor redistribuyen la riqueza.

Cuando se aferran a una desproporcionada y poco democrática ley electoral. Cuando aparecen detrás de todos los proyectos de riesgo para el territorio y el medio natural. Cuando sus políticas sociales le asemejan a una especie de PP autóctono con timple y cachorro; y cuando su forzado ruralismo le aleja de la sociedad canaria de hoy y, especialmente, de los jóvenes.

Cuando mal utilizan una televisión autonómica, priorizando lo banal y mediocre, así como el puro control informativo a favor de sus intereses de partido y gobierno. Cuando no creen en las posibilidades transformadoras del sistema educativo.

Cuando se hace todo eso me temo que se va directo, sin atajos, hacia otra sangría en 2019 (o antes, si tenemos de nuevo convocatoria de elecciones generales). Y que en vez de refundación nacionalista estamos asistiendo a una profunda resignación, sostenida en el mantenimiento, mientras se pueda, en el Gobierno. 

———-Puede seguirme también en Twitter: @EnriqueBeth

Como a Bebe, desilusión a raudales…

https://www.youtube.com/watch?v=q0rxzrfSMXk

 

 

Sobre el acoso escolar: ‘Abre tus ojos’

He tenido la oportunidad de participar en una interesante experiencia educativa, ‘Abre tus ojos’, dirigida a la sensibilización de estudiantes de Secundaria en torno al fenómeno del acoso escolar, la violencia entre iguales o, más internacionalmente, el ‘bullyng’. Mediante una obra de teatro, interpretada a gran altura, se nos transmite emocionalmente la situación de una madre que trata de analizar las razones que le impidieron ver el drama por el que atravesaba su hijo en la escuela, el insufrible calvario cotidiano que le llevó a la muerte.

Cierto es que se trata de un caso extremo, afortunadamente minoritario, pero su crudeza y, sobre todo, los interrogantes maternos sobre la dificultad para darse cuenta de la gravedad de lo que estaba sucediendo, la impermeabilidad del muro que en muchas ocasiones desarrollan los adolescente, constituyen un instrumento muy interesante para abrir el debate. Un debate, posterior a la representación teatral, en el que, muy acertadamente, se cuenta con la participación de expertos de diversos ámbitos (psicología, trabajo social, judicial o policial) y en el que el alumnado puede expresar abiertamente sus dudas, preocupaciones y temores.

Cuando hablamos de acoso escolar hay que señalar, en primer lugar, que en modo alguno se trata de un fenómeno nuevo. Las confederaciones de AMPAs, profundas conocedoras de la realidad de los colegios e institutos, destacan que hoy existe “una mayor sensibilidad social hacia todas las formas de violencia, lo cual es un signo de madurez de nuestra sociedad. No hay más casos de violencia escolar que hace una década, a pesar de que quizá se hayan podido incrementar los episodios de indisciplina y falta de respeto”.

Ciberacoso

Siempre ha existido, aunque hoy puede incluir nuevas modalidades como el ciberacoso o la grabación en móviles de los hechos. Además, suele afectar a un porcentaje reducido de la población escolar en nuestros centros educativos. Pero no por ello deja de ser importante, por el sufrimiento que causa y por hacerlo justo en la etapa en que se están conformando las personalidades de los menores.

Las formas del mismo van desde el hostigamiento a la exclusión social, pasando por la coacción, la intimidación o las amenazas a la integridad. Se apunta en numerosos estudios que hay un 5% de potenciales acosadores y un 15% de potenciales víctimas. Los expertos destacan que determinadas circunstancias pueden modificar esos porcentajes al alza. Por ejemplo, el incremento de población escolar extranjera puede hacer que una parte se convierta en objetivo de los acosados (y que algunos se incorporen al grupo de los acosadores).

Indican, igualmente, que en los acosadores podemos apreciar una actitud dominante y una falta de empatía con los otros. Influyen en ello muchos factores, desde una educación sin valores democráticos, autoridad ni límites, hasta el hecho de ser víctimas de malos tratos en el ámbito familiar. En las víctimas se pueden dar muchos condicionantes, por ejemplo los signos físicos diferenciados extremos: muy gordo, muy bajito; la presencia de una discapacidad o, como pudimos observar en las sesiones desarrolladas estas semanas, la pervivencia de actitudes homófobas entre los escolares.

Es interesante constatar la relación existente entre acoso y género. En un estudio desarrollado por la Universidad de Castilla La Mancha se concluye que “también se ha demostrado que existen diferencias en puntuaciones de masculinidad y feminidad entre víctimas y agresores, con un predominio del rol masculino entre los agresores, independientemente del sexo biológico de estos, confirmándose la relación entre masculinidad y comportamiento agresivo entre estudiantes de Primaria”.

Neutrales

Ante la detección de una situación de acoso escolar hay que intervenir en varias direcciones. No sólo sobre víctimas y acosadores, sino también y de manera muy relevante con los neutrales (los espectadores), generando un espacio de reacción, de rechazo ante este tipo de actitudes; si la masa neutral se moviliza ocurren cosas; y si jalea o mira para otro lado, también. De muy distinto signo en uno y otro caso.

Es imprescindible, sin duda, una actitud combativa frente a la minimización del acoso, sin caer, por supuesto, en discursos alarmistas. No hay que olvidar que una parte de los chicos y chicas que sufren acoso pueden terminar con secuelas serias que pueden arrastrar en su vida adulta. Y que algunos de los acosadores pueden terminar extendiendo su negativo papel a otros contextos, como las relaciones de pareja.

Aunque lo esencial es, en cualquier caso, la prevención, la educación en valores, el rechazo a la violencia, el aprendizaje en torno a la resolución pacífica de los conflictos. Por eso, la relevancia de iniciativas como la que representa ‘Abre tus ojos’

(Reedición de un artículo de La Tiradera)

————————————————–Estoy también en twitter: @EnriqueBeth